Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 580
 

Primera | Martes, 22 Octubre 2013 00:00

El Villarreal cae en el fortín de San Mamés (2-0)

Rico y Aduriz liquidan las opciones amarillas

Un errático Villarreal se vio claramente superado por un Athletic que sigue impoluto en la nueva Catedral gracias a 2 tantos en apenas 2 minutos de un partido donde Teixeira Vitienes quiso su parte de protagonismo con una dudosa expulsión sobre Bruno.

 

Tanto Marcelino como Valverde no quisieron complicarse y optaron por mantener sus esquemas, con la inclusión por parte de los bilbaínos de Aduriz como gran referencia ofensiva por la velocidad de Gio y Pereira por los amarillos. Esta comodidad táctica se reflejó con unos primeros minutos eléctricos, donde la cabeza iba por momentos más adelantada que el balón, lo que hacía que las jugadas no lograran superar las defensas y los errores marcaran el primer cuarto de hora.

 

Sequía en las áreas

Tras el primer arreón, el partido bajó una velocidad, algo que aprovechó el Athletic para hacerse con el balón y acercarse poco a poco a la portería de Asenjo. Eso sí, los remates seguían brillando por su ausencia. Por su parte, el Villarreal apostaba por los rápidos contraataques, pero la zaga local, y muy especialmente Laporte, se mostraba muy atenta.

Vista la falta de ideas y la fortaleza defensiva de ambos equipos, el peligro sólo llegaba a cuentagotas a balón parado. Así, en el 22 Susaeta colgaba un balón al área que era atajado con gran seguridad por Asenjo. Y 4 minutos después, De Marcos remataba algo un centro desde la izquierda de Balenziaga.

 

15 minutos de pesadilla para el Villarreal

El asedio local era cada vez más claro ante un Villarreal que se diluía a medida que pasaban los minutos. Así, en el 28 lo probó Rico desde lejos pero su chut se fue fuera. Eso sí, 5 minutos después, el ex del Granada no perdonó, y batió la portería amarilla al rematar de plancha un gran centro de Iraola desde la derecha.

Quedaba ver cómo reaccionaría el Villarreal y lo hizo de la peor manera posible. Apenas 2 minutos después, Musacchio erraba en un despeje y dejaba sólo a Aduriz frente a Asenjo, que lo batía de un buen disparo raso cruzado. Los amarillos no conseguían despertarse de esta pesadilla, y sólo deseaban llegar cuanto antes al tiempo de descanso. Pero el Athletic no bajaba el pistón, aunque la falta de puntería y los fuera de juego evitaban que los leones ampliaran el marcador.

Aunque todo se iba a complicar mucho más, ya que, con el tiempo cumplido, los amarillos se quedaron con un jugador menos después que Bruno viera la segunda amarilla tras una mano que no parecía merecedora de tanto castigo. Tras esta pésima noticia se llegaba al descanso, con la esperanza amarilla en un despertar después del paso por los vestuarios.

 

Tardío despertar amarillo

La segunda parte se inició con doble cambio por los de Marcelino, que daba entrada a Trigueros para suplir la baja del de Artana y Moi Gómez por un desaparecido Aquino. Eso sí, el hecho de jugar con uno menos refrendó mucho más el dominio local. A los 5 minutos, un nuevo regalo de la defensa del Villarreal casi supuso el tercero, pero Mario bloqueó a tiempo el disparo de De Marcos.

Los amarillos apenas lograban trenzar tres pases seguidos, y hombres importantes en la zona de ataque como Cani y Giovani estaban desaparecidos a lo que se sumaba una defensa demasiado errática. Algo que trataron de aprovechar los leones, pero Asenjo se mostraba como el mejor jugador visitante sacando algunos balones peligrosos. Y cuando no era el guardamenta palentino, era la falta de acierto la que evitaba una mayor derrota. Así, en el 58, Susaeta no llegó por milímetros a un gran centro de Muniain cuando ya se encontraba sólo ante la portería.

Finalmente, en el minuto 62 llegó la primera gran ocasión del Villarreal, gracias a un remate de Gio con el exterior que sacó in extremis Iraizoz. Los amarillos cogieron algo de aire y empezaron a dominar el esférico, ante la tranquilidad por el resultado de los bilbaínos. Eso sí, los lanzamientos a puerta no llegaban, y apenas un disparo de Trigueros en el 69 dio un pequeño susto a Iraizoz.

Con el paso de los minutos regresó el dominio local, con ocasiones de De Marcos y San José, aunque sus remates se marcharon altos. Y en el 78, Muniain se encontraba con un balón dentro del área que sacó con problemas Asenjo. Y mientras, los amarillos sólo mostraron verdadero peligro en el 84, con una falta de Trigueros que sacó Iraizoz con una gran parada que sirvió para cerrar un partido para olvidar de los de Marcelino.

 

Ficha técnica:

Athletic: Iraizoz; Iraola, Gurpegi, Laporte, Balenziaga; Iturraspe (San José, min. 72), Mikel Rico (Beñat, min. 78); Susaeta, De Marcos, Muniain; y Aduriz (Toquero, min. 85).

Villarreal: Asenjo, Mario, Musacchio, Dorado, Jaume Costa; Bruno, Tomás Pina, Aquino (Moi Gómez, min. 46), Cani; Giovani (Uche, min. 64) y Jonathan Pereira (Trigueros, min. 46).

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (colegio cántabro). Amonestó por el Athletic a Iturraspe, Iraola, Mikel Rico, Susaeta y San José y a Jonathan Pereira y Trigueros por el Villarreal. Además, expulsó por doble amarilla a Bruno en el minuto 45.

Goles: 1-0, min.32, Mikel Rico; 2-0, min, 34, Aduriz.

Comentarios

volver arriba