Menu

Segunda A | Domingo, 30 Marzo 2008 11:03

El Alavés y el C.D. Castellón se reparten los puntos en Mendizorroza (0-0)

Los de Pepe Murcia pierden la oportunidad de acercarse al ascenso

Empate sin goles en el encuentro disputado este sábado entre el Alavés y el Castellón. Los de Pepe Murcia fueron superiores, pero no supieron definir en los últimos metros, perdiendo así la oportunidad de acercarse a los puestos de cabeza. Al final, reparto de puntos que deja a los castellonenses a cuatro puntos del ascenso.

Redacción | NOSTRESPORT.COM Perico rompió la cintura de cuantos defensores le salieron al paso. El centrocampista se encontraba alojado en el carril zurdo del ataque albinegro. Apenas sí había salidas pautadas. El paso en dirección hacia la portería de Bernardo estaba obstruido. Clandestino entre un enjambre de piernas enemigas decidió mostrar el arsenal de recursos que presenta. La escuela sevillana tiene estas cosas. Electricidad y calidad. En las distancias cortas Perico es realmente letal. Perico propuso un ejercicio intrincado repleto de curvas y arabescos ante un ejercicio de botas desleales a su causa. El estilo rococó aplicado al fútbol. Uno a uno con temperamento y convicción fue superando adversidades. Inclusive dejó atrás a Gallo Moreno. Perico tuvo tiempo para alzar la vista y comprobar la incorporación desde atrás de Nakor. Su centro fue tan milimétrico como ajustado a la cabeza del atacante. Nakor conectó un mortal balón que cayó en picado sobre la meta de Bernardo. Pero entonces se produjo lo inesperado. El arquero alavesista extrajo de la nada una mano milagrosa ante la mirada atónica del ejecutor. Por ahí pasó la victoria del C.D. Castellón en el feudo de Mendizorroza. Fue en la reanudación. El cuadro de Pepe Murcia exasperó a su rival en los primeros treinta minutos de la segunda fase. Nakor pudo cantar el gol. Minutos antes el mismo protagonista, Perico, templó un esférico que Pedro Hernández, entrando como un obús desde atrás, no acertó a dirigir a su objetivo principal. 

El Alavés se desintegró en apenas cinco minutos. Como la gaseosa se evaporó de inmediato. Su juego prometió una explosividad en el arranque que menguó con celeridad. No fue exclusivamente demérito del conjunto que prepara Salmerón desde el banquillo. El enfrentamiento ofreció todo tipo de señales. El duelo evidenció las reiteradas carencias de la escuadra vitoriana principalmente en el proceso de creación del juego. Vive el Alavés sobre el filo permanente de la navaja. El grupo no se siente especialmente cómodo con el esférico en los pies. Prefiere rasgar los tempos y marchar vertiginosamente hacia la portería rival. Sin claudicar por el eje de la medular. Cuanto menos toques mejor en esta disposición. Juego directo y veloz. Algo así como la llegada arrebatadora del séptimo de caballería. Escasez en la elaboración previa y balones en profundidades a la búsqueda de su referencia; Raúl Sánchez en la tarde de hoy. El espigado atacante tiene una misión en ocasiones complicada en su ejecución. Tiene que templar, parar los misiles aéreos que le llegan y distribuir normalmente de espaldas a la portería rival. Esta propuesta no es desleal con el mundo del fútbol, pero genera una dependencia absoluta, principalmente cuando se cierran las vías de acceso, se juntan las líneas y el contrincante se muestra exquisitamente colectivo. Entonces el Alavés tiende a ahogarse y a repetirse. Y principalmente a desquiciarse porque no encuentra la fórmula adecuada para quebrar y meterle mano a su oponente sobre el campo. No obstante, si el rival pierde el rigor y el orden aumentan sus probabilidades de manera considerable. Sucedió en el tramo final del choque cuando el C.D. Castellón extravió las señales anteriores y sufrió para mantener el empate. Fue el momento más feliz del Alavés a lo largo del encuentro.

La pólvora le duró al Alavés apenas cinco minutos. El C.D. Castellón se replegó con inteligencia y confirmó la dirección que tenía que tomar la confrontación. Fue la adecuada. La superioridad en la medular y el pertinaz trabajo defensivo propiciaron un paisaje sin apenas nubes ni alteraciones sustanciales. Carlos Sánchez ejemplificó esta tendencia. Su integridad nunca peligró con la excepción de las acciones afiladas desde la estrategia lideradas en primera persona por Del Moral. En esa faceta presenta el Alavés jugadores que conocen a la perfección ese noble arte; un complemente indispensable en el fútbol moderno. Quizás le faltó al C.D. Castellón, en ese periodo, mayor determinación en los metros finales para meterle el miedo en el cuerpo al Alavés. Dispuso el conjunto de Pepe Murcia con varios contragolpes que no contaron con un epílogo adecuado en la resolución definitiva. Sin embargo esa inercia varió. La escuadra albinegra aumentó su convicción en pos de la victoria. Y la fe que practicó multiplicó radicalmente sus posibilidades. Nakor rozó la gloria. Pedro Hernández avisó antes. El peligro no era gratuito. Era real. La posesión y las embestidas eran albinegras. Pero el C.D. Castellón se desvaneció en los minutos finales. Quizás le faltó continuidad en la idea que esgrimió aunque su rocosidad defensiva le libró de males mayores en esa fase adversa. 

LOS DATOS DEL PARTIDO Deportivo Alavés, 0: Bernardo; Edu Alonso, Gaspar Gálvez, David Coromina, Calderón; Nacho Garro; Chema Mena (Sergio Rodríguez, m.54), Stevanovic (Gabri, m.66), Mehdi Lacen, Toni Moral; y Raúl Sánchez (Miguel Pérez, m.79).
Castellón, 0: Carlos Sánchez, Pedro, Dealbert, Aurelio, Baigorri; Rafita, López Garai, Mario Rosas (Pendin, m. 86), Perico; Oberman (Arana, m.81) y Nakor (Víctor Salas, m.72).  Árbitro: Gallo Moreno (C. Andaluz). Mostró tarjetas amarillas a los locales Calderón (m. 47), Aganzo (en el banquillo m.67) y Lacen (m.84) y a los visitantes Pedro (m.38), López Garai (m.62). Pedro vio la segunda amarilla en el minuto 2 del descuento.  Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número 31 de la liga "BBVA" (Segunda División) de Fútbol, disputado en el campo de Mendizorroza con la asistencia, según datos del club, de 6.110 espectadores. Tarde primaveral con el terreno de juego en buenas condiciones.   Fuente: cdcastellon.com

Comentarios

volver arriba