Menu

Segunda A | Sábado, 25 Marzo 2017 12:53

Un duelo con sabor a Primera

Morales en el encuentro de primera vuelta Foto:LFP Morales en el encuentro de primera vuelta Foto:LFP

El Levante regresa a tierras baleares para cruzarse con el RCD Mallorca en partido adscrito a la jornada trigesimoprimera de LaLiga 1|2|3. Los dos adversarios quedarán emparejados sobre el verde desde las 20:30 horas. La competición sigue su paso firme con la sociedad azulgrana anclada al vértice más elevado de la clasificación general.


Morales anclado de nuevo a los cien partidos

No es una sensación nueva. Morales festejó la semana pasada frente al Almería, en el coliseo del barrio de Orriols, la condición de futbolista centenario con la elástica azulgrana pegada a su cuerpo desde su estreno ante el Athletic Club en el mítico San Mamés en los albores del curso 2014-2015. Ese extenso relato incluye un partido vinculado al formato de la Copa del Rey. El Comandante puede repetir experiencia durante la jornada de mañana sábado en el Iberostar Estadio siempre que participe en la narración de la confrontación ante el RCD Mallorca. En el caso de que se cumpla esa variable celebrará cien partidos en el marco de la Liga contabilizando en exclusiva las confrontaciones adscritas al cosmos de la Primera y Segunda División.

El gol superlativo de Lerma

La noche empezaba a adquirir espesura cuando el mediocentro contactó con el esférico bordeando el área de la entidad mallorquinista aunque algo escorado sobre el perfil izquierdo del ataque granota. Lerma domesticó el balón y se sacó un latigazo seco y duro que buscó la escuadra de la meta defendida por Becerra. El esférico en su vuelo trazó una diagonal letal. La estirada del arquero balear fue estéril. Muñiz es posible que anduviera buscando más consistencia y potencia en el eje de la medular con la apuesta por el jugador colombiano en el arranque del segundo capítulo del juego. Lo cierto es que además de músculo y de esfuerzo encontró la ruta de la seda que conduce al gol. Lerma mutó la dinámica de un partido un tanto alambicado desde su mismo nacimiento. Ayudó Chema con un cabezazo inapelable que minimizó la diana que antes del primer cuarto de hora había conseguido Ansotegi.

Una victoria para mejorar los ocho triunfos como visitante de la Era Preciado

Una posible victoria sobre el verde del feudo mallorquinista, al margen del ascendente innegable derivado de la suma de los tres puntos, cuenta con una valor estadístico. El triunfo en tierras mallorquinas permitiría a la escuadra que dirige Muñiz mejorar las prestaciones emitidas por el grupo conducido por Manolo Preciado, en calidad de foráneo, durante el recorrido del ejercicio 2003-2004 que supuso el retorno a la Primera División tras cuarenta años de carestía. Aquel bloque obtuvo una racha de ocho confrontaciones marcadas por el signo de la victoria allende los muros del Ciutat. El ciclo comenzó a brotar en la primera jornada ante el Rayo Vallecano en Vallecas. Algeciras, Las Palmas, Sporting de Gijón, Málaga B, Salamanca, Cádiz y Xerez sufrieron la virulencia del colectivo azulgrana como visitante. El Levante de presente ha dejado impresa su huella lejos del Ciutat ante el Numancia, Elche, Mirandés, Reus, UCAM Murcia, Huesca, Real Zaragoza y Valladolid.

Un partido con miradas antagónicas

Los antagonismos marcan los destinos de cada adversario. Las batallas son contrapuestas y los desafíos distanciados. El Iberostar Estadio acoge una confrontación entre dos representaciones alejadas en el universo de la categoría de Plata. Por el horizonte surgen noventa minutos repletos de retos para las dos escuadras. El enfrentamiento nace desde los confines marcados por la emoción y también por la trascendencia. Desde esa perspectiva, el valor de la victoria es compartido. El RCD Mallorca necesita conjugar con el triunfo para avistar la luz. Se trata de una necesidad imperiosa con la finalidad de desmarcarse de la zona de mayor complejidad de la clasificación general. El Levante busca traspasar la barrera de los setenta puntos.

Un duelo inscrito en la lucha por Europa

Fue una de las últimas apariciones del Levante por tierras mallorquinas. Los hechos remontan a las jornadas finales del ejercicio 2011-2012. Juan Ignacio contra Caparrós, en aquel instante presente y futuro de la sociedad azulgrana, en un combate abierto por la Vieja Europa. Las distancias eran muy cortas; apenas imperceptibles. Tres puntos separaban ambos expedientes. El Levante defendía la quinta posición en la clasificación tras someter al Granada en el Ciutat (3-1). El Mallorca llegaba a la cita lanzado tras exhibir su fortaleza frente al Getafe (1-3). Fue el cinco de mayo de 2012. Pina cambió el sentido del duelo en los minutos iniciales de la segunda pare. El Levante, pese a las ocasiones gestadas, principalmente en las botas de Valdo, no fue capaz de enderezar el marcador. Los dos equipos quedaron igualados a puntos a expensas de sus prestaciones en el choque que cerró la competición. El Mallorca cayó de bruces en el Santiago Bernabéu. El Levante divisó el paraíso tras vencer al Athletic Club en una tarde legendaria.

FUENTE: LEVANTE UD

Comentarios

volver arriba