Menu

Segunda A | Sábado, 29 Abril 2017 20:56

Se desbordó la alegría granota

Euforia

Foto: LFP. Foto: LFP.

El ansiado ascenso ya es una realidad y la fiesta fue brutal. La alegría se desbordó desde el pitido final, con una espectacular invasión de campo que llenó el césped de sentimiento.

Durante más de media hora los aficionados coparon toda la superficie del Ciutat de València y esperaron a sus héroes.

Se tuvo que improvisar un pasillo para que pudieran pasar los futbolistas y no fue fácil. 

Se fue presentando a los héroes, con especial mención a Muñiz y a los jugadores más destacados.

Todos los futbolistas saltaban alborozados entre la masa y estaban disfrutando de su momento tan trabajado. La alegría era inenarrable y la emoción incontenible.

Finalmente hubo un castillo de fuegos artificiales y emplazaron a los seguidores granotas a la Fuente de las celebraciones granotas en la ciudad en la zona de la Albereda.

 

Comentarios

volver arriba