Logo
Imprimir esta página
Segunda B | Domingo, 20 Noviembre 2016 00:00

El Villarreal B sigue su racha victoriosa ante el Hércules (2-3)

El Villarreal B sigue su racha victoriosa ante el Hércules (2-3)

Se le siguen atragantando al Hércules los filiales, en especial un Villarreal B que volvió a ganar en el Rico Pérez alicantino, esta vez con toda justicia, pues siempre jugó con una marcha más que los blanquiazules.

Comenzó fuerte el filial villarrealense, con un disparo de Cantalapiedra en el primer minuto que ya obligó a estirarse a Chema. Los de Paco López trataron de imponer su juego desde el inicio, haciendo valer su calidad individual para llevar el control del juego. La escuadra local perdía el balón casi sin cruzar la línea de medio campo, y así pudo lograr la escuadra amarilla el primero de la tarde. En el minuto 6, un balón perdido por la media alicantina acabó despejado a saque de esquina. La defensa alicantina hizo la estatua cuando el balón se puso en juego, y Carlos Martínez solo tuvo que empujar al fondo de las redes el primero de los castellonenses.

El tempranero gol espoleó a los blanquiazules, que parece en ocasiones que necesitan encajar un gol para ponerse las pilas. Los de Tevenet abrieron espacios, para tratar de quitar el balón a su rival, pero el Villarreal demostró estar muy bien trabajado, y su defensa supo saber sufrir. Con todo, los locales tuvieron sus opciones de marcar, pero la suerte tampoco les sonreía. Como ejemplo, un claro penalti en el área amarilla en el minuto 20 sobre Mainz cuando iba a rematar, que el colegiado, cerca de la jugada, no consideró sancionar con pena máxima.

Siguieron los locales buscando igualar el choque, mientras que su rival cada minuto se iba agazapando con el paso de los minutos. El balón cada vez más rondaba la meta de Cantero, aunque no con la peligrosidad deseada por la afición alicantina, que veía como sus jugadores comenzaban a crear ocasiones, pero no eran capaces de lograr marcar, pese a merecerlo.

Y con dominio blanquiazul se llegó al intermedio, pero solo con eso. Los locales se volcaron sobre el área amarilla, pero adolecieron de una enfermedad que aqueja a la escuadra alicantina en los últimos tiempos. La falta de gol local, pese a crear numerosas ocasiones, marcó el resultado en estos primeros cuarenta y cinco minutos, con un cuadro visitante que aprovechó una de las dos ocasiones claras de las que dispuso.

Tras el paso por vestuarios, los locales comenzaron como se acabó en el primer tiempo: poniendo cerco a la meta amarilla. Pero fueron los de Paco López los que tuvieron la primera, en las botas de Cantalapiedra en el minuto 48, que disparó muy escorado un magnífico pase de Mario por la banda derecha del ataque castellonense. Y lo que nadie esperaba, visto lo que estaba sucediendo sobre el césped, llegó: en el minuto 52, una falta en la frontal del área herculana, la sacaron los visitantes al estilo del fútbol playa, levantando Cantalapiedra el balón para que Carlos Martínez enganchara un obús que se coló sin remisión en la meta de Chema. Espectacular gol, aunque hay que reconocer que el disparo del jugador amarillo pegó en la espalda de un defensa local, desviando la trayectoria del cuero y despistando así al meta herculano. Dos goles a balón parado para una escuadra que demostró jugar hoy con una marcha más que los blanquiazules.

El encuentro se ponía muy complicado para los intereses blanquiazules, y Tevenet trató de cambiar el rumbo del mismo introduciendo una variación táctica con la salida de Espinosa y pasando a una defensa de tres hombres y acumulando hombres en el centro del campo. La táctica le surtió efecto en los primeros minutos, pues aunque arriesgó a sufrir en los contragolpes del Villarreal, la escuadra blanquiazul pasó a controlar el esférico con claridad. Y en una jugada embarullada delante del área amarilla con el balón sin control, Gaspar conectó un disparo con mucha fuerza en el minuto 61 que se coló sin remisión en la meta de Cantero. Justo premio a la labor de un Hércules que no bajó los brazos en ningún momento del choque, pese a ir siempre en desventaja.

El gol local no impresionó a los de Paco López, que siguieron jugando como habían hecho hasta el momento. Y fruto de ello llegó el tercero para los visitantes, que por medio de Lazo aprovecharon de nuevo la falta de organización de la defensa local. El extremo amarillo aprovechó  un balón que despejó Buigues (que había sustituido pocos minutos antes a Chema, lesionado) para marcar a puerta casi vacía.

El Hércules acusó el golpe durante algunos minutos, aunque en el tramo final intentó lograr el empate. Así, en el minuto 82 Mainz fue derribado sobre el punto de penalti, y la pena máxima fue transformada por Chechu. Pero poco más pudo lograr, dado que el filial amarillo demostró - como hemos hecho mención anteriormente - una buena organización defensiva, que dejó en nada el empuje de los alicantinos en busca de un empate que hubiese sido heroico, aunque merecido.

De ahí hasta el final, poco que contar, salvo alguna internada de los castellonenses que llevó a la desesperación a la afición blanquiazul, que veía como a los suyos se les volvía a atravesar un equipo ¨filial¨. Y es que este Villarreal B la pasada temporada ganó en el Rico Pérez por 0-4, y en esta se ha impuesto por 2-3.

La próxima jornada enfrentará a Alcoyano y Hércules, dos escuadras que llegarán a El Collao tras haber sido derrotadas en esta jornada.

 

 

FICHA TÉCNICA

HÉRCULES CF: Chema (Buigues, min. 68), Dalmau, Peña, Fdo. Román, Bueso, Checa, Chechu Flores, Miñano (Berrocal, min. 76), Mainz, Gaspar, Salinas (Espinosa, min. 57).

VILLARREAL B: Cantero, Felipe, Periscope, Edgar, Pau, Larrea, Lazo (Suárez, min. 82), Ramiro, Cantalapiedra (López, min. 78), Martínez (Ibiza, min. 64), Mario.

 

GOLES: 0-1, Carlos Martínez (min. 6); 0-2, Carlos Martínez (min. 52); 1-2, Gaspar (min. 61); 1-3, Lazo (min. 71); 2-3, Chechu (min. 82).

Comentarios

Te puede interesar

Lo último de JV Baeza

Template Design © Joomla Templates GavickPro. All rights reserved.