Menu
Segunda B | Sábado, 14 Octubre 2017 00:00

En busca del estatus perdido

En busca del estatus perdido

Duelo de resentidos en el Nou Municipal de Palamós, dónde Llagostera y Elche medirán sus fuerzas desde la última partida que disputaron en Segunda División A, cuando el club gerundense venció 4-1. Ahora, en una categoría inferior y con disparidad de caminos entre ambos, buscarán un triunfo que les siga revitalizando de cara a una campaña dura pero con retos de grandeza.

La afición azulgrana aún no conoce victoria de su patrón. El Llagostera no atraviesa su mejor etapa futbolística tras su descenso a la división de bronce en 2016, y además, el arranque de la presente campaña no está siendo muy prometedor. La escuadra instruida por uno de sus grandes héroes, Oriol Alsina, vive en la zona de descenso y llega a la cita ante el Elche CF con la necesidad y el anhelo de inaugurar el casillero de victorias en el Nou Municipal de Palamós, coliseo donde disputa sus partidos como local desde el curso 2014-2015.

Aunque la visita del Elche realza la autoestima de cualquiera, quizá no sea la que más necesita en estos momentos el club que acostumbra a vestir la zamarra azulgrana cuando juega de local. Y es que, pese a que el conjunto ilicitano ha atravesado por dos de los peores años de su historia tras sumar dos descensos seguidos, reside en la segunda plaza con el serio objetivo de regresar a la categoría de plata cuanto antes.

Para la cita, el técnico del cuadro franjiverde, Vicente Mir, recupera a su baluarte, Sory Kaba, que debutó con su Selección y no pudo contribuir en el épico triunfo ante el Ontinyent, siendo Nino el hèroe después de anotar un penalti en el 93'.

Igualmente, vuelve a una convocatoria el cancerbero Guille Vallejo, tras superar la lesión que sufrió en el encuentro de Copa ante el Hércules. Su incursión, junto a Samba y Rubén, del filial, ayudarán a suplir las ausencias de Tekio, Corozo e Iván Sánchez, por lesión, y las de Gonzalo Verdú y Manuel Sánchez por sanción.

Efemérides

Será un duelo que no evitará echar la mirada atrás con melancolía, cuando no hace más de dos años sendos equipos militaban en divisiones superiores e incluso llegaron a enfrentarse entre ellos. 4-1 fue el resultado en Gerona y 1-1 en tierras ilicitanas. Pero la vida ha cambiado para ambos y toca remar contra rivales de otra índole y en superficies más difíciles con la ilusión de retomar escalón a escalón los galones perdidos.

El Elche de Mir, ya aclimatado a su división, promete alegrías y quiere volver a pisar los talones al sólido líder, el Mallorca, agarrando tres puntos que como visitante siempre saben mucho mejor. 

 

 

 

Comentarios

volver arriba