Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 576
Segunda B | Domingo, 12 Noviembre 2017 00:00

Un Elche impropio y descompuesto vuelve a las andadas (0-1)

Foto: Sonia Arcos (Elche CF) Foto: Sonia Arcos (Elche CF)

Nuevo tropiezo de un desdibujado Elche que, por mucho que quiera, se muestra impotente a la hora de recortar puntos a un equipo tan solvente como el Mallorca. El Formentera pasó por encima al cuadro ilicitano y conquistó el Martínez Valero con el penalti transformado por Juan en el minuto 85, resultado que aleja el liderato a once puntos.

Pocos argumentos ofrece el conjunto ilicitano como para optar al primer puesto del Grupo III. David Vidal confirmaba días antes a la cita frente al Formentera que el Elche era el Real Madrid de Segunda División B. Pero no todo es oro lo que reluce. El equipo de Vicente Mir preocupa, ya no por los resultados, que también, sino por la ausencia de un juego coherente y lógico que encarrila desde hace ya varias jornadas.

A ello se une la actitud, la cual se muestra de modo muy intermitente, lo que ha posibilitado que el Mallorca se  aleje a once puntos.

El Elche no se encuentra y la respuesta no debería instalarse en el conformismo por estar dentro de los playoff. Porque dicha salida puede acarrear disgustos serios y la afición franjiverde merece una reacción a la altura de su historia.

Ante el Formentera no fue el ejemplo a seguir. Los ilicitanos fueron un equipo muy previsible que, pese a circular segundo en la carrera, se vio rebasado por un rival a priori inferior tanto en la clasificación como en plantilla y presupuesto.

El problema se agrava cuando la sensación se arrastra desde hace jornadas, aunque en algunas la calidad de sus jugadores le haya salvado.

Ante los bermellones no fue así. Ni la suerte podía aliarse con un club que acabó mostrando a su afición la peor versión de la temporada.

Sin recursos

El primer acto resultó horroroso con la única ventaja de no alcanzar el descanso por detrás en el electrónico. Porque un equipo ordenado atrás y con las ideas claras hizo daño y desdibujó al Elche con muy poco, como últimamente acostumbra a suceder.

Los visitantes pisaron área franjiverde en tres ocasiones y el guardameta Jose Juán tuvo que emplearse para salvar los muebles a sus compañeros.

Collantes e Iván Sánchez no fueron la solución y, con las bandas totalmente anuladas, Vicente Mir apostó en el segundo parcial por reforzar los laterales con el recorrido de Tekio y Peris. Como en otros duelos, sus decisiones no surtieron efecto y para colmo redujeron aun más si cabe al Elche. 

Con los minutos finales, el riesgo y la descolocación auguraban un final poco favorable. Lo inesperado fue cómo se obró el fiasco. Golobart, a cinco minutos de cumplirse el reglamentario, se marchó a la caseta expulsado tras provocar un penalti muy evitable que materializó Juan.

El golpe fue de tal envergadura que no permitió tiempo de reacción a un cuadro muy fácil de desmontar. Capaz de ganar y perder ante cualquiera, de desplegar una imagen sobre el terreno que no se corresponde con el reto que se le exige  ni se gana la confianza de la afición.

A once puntos del Mallorca, líder y su próximo rival en el desafío por regresar a la categoría de plata. Quizá, no sea la visita ideal en circunstancias tan delicadas pero pese a todo, el cuadro ilicitano conserva la segunda plaza y un triunfo ante el que reina puede reconducir el camino en adelante.

Comentarios

volver arriba