Menu
Hockey Hierba | Lunes, 06 Agosto 2018 01:14

Las Red Sticks se cuelgan la medalla de bronce

España logra alcanzar el podio en el mundial. FOTO: RFEH España logra alcanzar el podio en el mundial. FOTO: RFEH

La selección española absoluta femenina, ha hecho historia al lograr la medalla de Bronce en el Campeonato del Mundo disputado en Londres. En un espectacular partido de las jugadoras que dirige Adrian Lock, han derrotado a Australia (1-3), consiguiendo así la tercera plaza del podium. 

Londres, Inglaterra | Y es que España se marchó a por la victoria desde el primer segundo. Presionando muy arriba, impediendo la elaboración de juego australiano. Una bola cargada siempre de peligro rondaba su área en todo momento. Por la derecha y por el centro, las #RedSticks llevaban el peso del juego. Pronto, todo este trabajo se tradujo en el primer penalty córner a favor.

El lanzamiento lo rechazaba la guardameta oceánica, pero Alicia Magaz colocaba el stick para que la bola acabara en el fondo de la portería (1-0, Minuto 11). Un tanto que no era más que el reflejo de lo visto sobre la pista azul londinense. Nada cambió en lo sucesivo, a excepto del marcador, ya que volvió a ver variación a favor de España. Nuevamente por banda derecha, las #RedSticks forzaron un ataque que finalizaba en un pase de gol a una Berta Bonastre, que no perdonaba (2-0, Minuto 14).

Un marcador con el que arrancaba el segundo período. Un tiempo, que pese a los intentos de las australianas, mantuvo firmes a las de Adrian Lock, impidiendo cualquier atisbo de peligro del contrincante. Únicamente un penalty a dos minutos de llegar al descanso, pudo cambiar el resultado. Pero Begoña García, con dos defensas de mucho nivel, despejaba el doble intento.

En la reanudación, pocos cambios con lo visto con anterioridad. España seguía con el control de un partido, que no parecía que fuera a ponerse cuesta arriba. Sin embargo, en la única aproximación de las aussie, conseguían descontar mediante el tanto de Katrhyn Slattery (1-2, Minuto 40).  Un gol, que no afectó a un equipo, que llegaba a los quince minutos finales por delante.

Pero las #RedSticks lo tenían claro. Habían salido a por una medalla histórica y así lo estaban demostrando. No cambiaron nada su juego, que siguió llegando con peligro. Bea Pérez,  declarada mejor jugadora del partido, era un dolor de cabeza constante para las australianas. Así, de una de sus penetraciones hasta línea de fondo, la bola finalizaba en un pase que Alicia Magaz materializaba en el tercero (1-3, Minuto 51).

Un gol que cerraba un marcador para la historia, de unas jugadoras y un cuerpo técnico, que han escrito con letras de oro una de las páginas más brillantes y bonitas del hockey español.

Comentarios

volver arriba