Menu
Apuestas | Jueves, 31 Octubre 2013 13:31

La bipolaridad de la Liga BBVA

La Liga BBVA 2013/14 va por su 10ª jornada, y no todo está saliendo como se esperaba. En princípio, esperábamos que una nueva temporada echaría a rodar presentando una panorama que parece ser una tendencia, y que se traduce en una mayor brecha entre las dos grandes potencias (Barcelona y Real Madrid) y el resto de clubes participantes. El Atlético de Madrid se ha colado en la segunda posición de la tabla, y el Villareal, como renacido de sus ceninzas, se acerca al Real Madrid que de momento va en tercero en la tabla.

Esta situación inusual viene causando un cierto revuelo en las casas de apuestas como bwin.es, donde los usuarios ya estaban acostumbrados a una bipolaridad en la Liga que se traducía en unas cuotas de apuestas casi siempre llanas, algo aburridas. 

Dicen que esta es la mejor liga del mundo, pero las diferencias cada vez son más evidentes y entonces el campeonato se ve erosionado. Los dos grandes clubes cada vez tienen más dinero en sus arcas debido a un reparto por derechos televisivos realmente desigualado, que evidentemente priva a los 18 clubes restantes de poder reforzarse, en favor de las potencias, que cada vez tienen más dinero, se refuerzan muchas veces del resto de equipos y, finalmente, dejan las aspiraciones a campeón solamente entre ellos, apartando de forma poco ética al resto.

Es innegable que la Liga BBVA vive una bipolaridad cada vez más acentuada, pero las últimas jornadas nos dan cierta esperanza en que algo cambie. La diferencia económica entre los equipos cada vez es más grande, y acaba afectando a la emoción de un campeonato que en los últimos años parece decidirse en dos partidos, los que enfrentan en Santiago Bernabéu y Camp Nou a Barcelona y Real Madrid. 

Evidentemente, en la actualidad, España no cuenta con el mejor torneo. Cabe diferenciar que el fútbol español cuenta con los dos mejores equipos del mundo, con algunos de los mejores jugadores del planeta (como son Leo Messi y Cristiano Ronaldo), pero todo queda en el mismo barrio, en el mismo escalón del podio, y eso evidentemente no es sinónimo de un campeonato competitivo, sino todo lo contrario, de un torneo falsificado, derruido y que cada vez más deja de lado el nivel de emoción digno de una liga que ha vivido tiempos mejores. Puede que los últimos resultados sean un indicio de algún cambio, pero lo más probable es que según avance el campeonato, la historia de siempre vuelva a repetirse.

De momento, los apostadores más arriesgados pueden aprovechar las ganancias adicionales que proporcionan los resultados de algunos equipos sorpresa de la Liga. Y es posible que el mercado de apuestas atraigan cada vez más nuevos usuarios, no solo por la rentabilidad de algunos partidos, como también por incentivos como el bono bwin.

Pero es fundamental que se vuelva a plantear la cuestión de la distribución de los derechos televisivos, para que la Liga sea más competitiva y más equipos tengan la posibilidad de estar entre los mejores del mundo.

Real Madrid - Barça by Jan S0L0, on Flickr

Comentarios

volver arriba