Menu

Ciclismo | Jueves, 05 Septiembre 2019 12:36

Iturria triunfa en Urdax

Iturria triunfa en Urdax

Nuevo triunfo de la escapada en La Vuelta 19, y nuevo triunfo para uno de los equipos invitados a la gran ronda española. Mikel Iturria (Euskadi-Murias) logró culminar con éxito una fuga definida con un ataque en solitario lanzado a 25 kilómetros de meta.

En una exhibición de fe, el vasco no cesó su esfuerzo ni siquiera cuando sus perseguidores le tenían al alcance de la mano en los metros finales. Gracias a eso rubricó un triunfo cimentado en la modestia de un jornalero de la gloria discreto, ejemplar y enamorado de la bicicleta. Jonathan Lastra (Caja Rural-Seguros RGA) y Lawson Craddock (EF Education First) fueron 2º y 3º en meta. El pelotón, tranquilo toda vez que los fugados estaban lejos en la general, llegó a Urdax a 18’35”. Así, Primoz Roglic (Jumbo-Visma) renovó La Roja sin sobresaltos.

A las 12:55, 166 corredores demarraron la undécima etapa de La Vuelta 19, que cubriría 180 kilómetros entre Saint-Palais y Urdax. Hubo una decena de kilómetros de lucha hasta que se destacó un grupo de once corredores: Jorge Arcas (Movistar Team), François Bidard (AG2R La Mondiale), Gorka Izagirre (Astana Pro Team), Lawson Craddock (EF Education First), Damien Howson (Mitchelton-Scott), Amanuel Ghebreigzabhier, Ben O’Connor (Dimension Data), Matteo Fabbro (Katusha Alpecin), Ángel Madrazo (Burgos-BH), Álex Aranburu (Caja Rural-Seguros RGA) y Mikel Iturria (Euskadi-Murias). Desde el pelotón saltaron en su busca escalonadamente Rémi Cavagna (Deceuninck-Quick Step), Benjamin Thomas (Groupama-FDJ) y Jonathan Lastra (Caja Rural-Seguros RGA), quienes lograron alcanzar la cabeza de carrera. No logró emularles Cyril Barthe (Euskadi-Murias).

Ofensiva entre vecinos

Los catorce escapados hicieron camino con el consentimiento del pelotón, que se borró de la competición liderado por un tranquilo Jumbo-Visma. Circularon en sana paz durante casi 100 kilómetros hasta que, subiendo el Col d’Ispéguy (2ª, km 123,2), Izagirre rompió la tónica con un ataque que coreó Aranburu. Los guipuzcoanos, residentes en pueblos vecinos, buscaron definir la fuga desde lejos. Sin embargo, sus compañeros de aventura no se conformaron. Primero llegó a su rueda Craddock. Luego lo hicieron Ghebreigzabhier y Howson; después, Fabbro y Bidard. Acabarían llegando todos salvo O’Connor y Madrazo.

El ataque ganador de Iturria

A 25 kilómetros de meta se produjo la fusión, pero duraron poco los doce hombres juntos en cabeza de carrera por mor de un ataque de Iturria. El ciclista vasco, residente a apenas 60 kilómetros de la meta de Urdax y buen conocedor del terreno, logró construir una ventaja de hasta 45” sobre sus perseguidores, que jamás llegaron a ordenar la caza. Finalmente fueron Lastra, Craddock, Howson, Bidard y Ghebreigzabhier quienes se encontraron en disposición de llegar a su altura a sólo 2 kilómetros de meta. Sin embargo, volvieron a especular y dieron aire al corredor vasco para culminar su particular cuento de la Cenicienta. 

Comentarios

volver arriba