Menu

Más deporte | Jueves, 13 Diciembre 2018 11:28

La hidratación es clave para un ejercicio físico saludable

La hidratación es clave para un ejercicio físico saludable

Es importante antes, durante y después de la práctica de cualquier deporte.

Al hacer ejercicio físico nuestro cuerpo efectúa un esfuerzo de diversa intensidad y ello queda reflejado en los líquidos que perdemos. Al realizar este tipo de actividades el organismo pierde agua y electrolitos. Estar correctamente hidratado es imprescindible para evitar lesiones y  la aparición de síntomas que pueden llegar a ser muy preocupantes, como cefaleas, mareos, calambres…

Para realizar ejercicio de la forma más saludable posible y recuperar los líquidos necesarios tanto antes como durante y después de la práctica del deporte existe una opción muy efectiva: proceder a la hidratación muscular con Recuperat-ion.  

Recuperat-ion es una empresa especializada en ofrecer a los deportistas los mejores productos relacionados con la hidratación muscular. Las bebidas de esta compañía aportan todos los líquidos y sales minerales necesarios mientras para realizar el ejercicio físico, así como productos para conseguir una buena recuperación de lesiones o post-entrenamientos de alta intensidad.

Las bebidas de Recuperat-ion son ideales para favorecer el rendimiento muscular y  reducir calambres y contracturas. Además, aportan iones para la unión neuromuscular y están específicamente indicadas en entrenamientos o ejercicios intensos y prolongados.

Deportistas que olvidan la importancia de la hidratación

 

En ocasiones, los deportistas olvidan o subestiman la importancia de la hidratación tanto antes de practicar el deporte como durante la realización del mismo y a su finalización. Y beben líquidos solo cuando tienen sed, lo que constituye también un gran error.

Los expertos advierten que estos olvidos constituyen un grave riesgo para la salud del deportista. Según explican los especialistas, durante una hora de ejercicio fuerte se pierden entre 1,5 y 3,5 litros de líquido, expulsados mediante el sudor. Estos líquidos han de ser repuestos de forma adecuada, tanto con agua como con bebidas isotónicas.

La hidratación del deportista ha de efectuarse de forma planificada y regular, y nunca hay que olvidar que esta hidratación también tiene que llevarse a cabo una vez finalizada la actividad. En general, aunque es un valor aproximado, se admite la necesidad de ingerir, al menos, un litro de líquido por cada 1.000 kcal. consumidas. Y esta ingestión debe realizarse con una distribución apropiada y bien medida. Los hábitos aquí cobran especial relevancia para que la hidratación se convierta en una fase más del ejercicio, asumida de forma cotidiana y natural por parte del sujeto.  

Comentarios

volver arriba