Menu
Otros Deportes | Jueves, 29 Noviembre 2018 10:45

Empieza el Costa Blanca Benidorm Senior Master de golf

Empieza el Costa Blanca Benidorm Senior Master de golf

Hoy empieza el Costa Blanca Benidorm Senior Masters. Entre todo el plantel estelar, destacan dos nombres; Miguel Ángel Jiménez, que viene desde Hong Kong de competir en el Circuito Europeo en su torneo número 698, a solo ocho del record histórico de 706 en poder de Sam Torrance. 

Miguel confesó una parada gastronómica antes de llegar al Meliá Villaitana Golf Club. "Paré en casa de mi amigo Pascual a comer un arroz con conejo que estaba que se cagaba la perra...", afirma con una sonrisa de satisfacción. 

Por su parte, José María Olazábal aterrizó en la Costa Blanca desde el Peloponeso donde última su último diseño de campos de golf. Ambos disputaron el proam y tras la comida entrega de premios acudieron a una de las salas del Hotel Villaitana Golf para protagonizar un mano a mano dialéctico que repasaba sus más de 30 años de carrera, la antesala de lo que será su enfrentamiento en el campo de golf, mañana jueves con salida a las 11:30 horas del tee del hoyo 1 de Meliá Villaitana Golf, compartiendo partido junto a otra de las leyendas participantes en el evento, Paul McGinley. 
"Siendo totalmente honesto Miguel viene en mejores condiciones, lo ha demostrado este año ganado dos grandes", confiensa Olazábal quién acumula 30 victorias profesionales, el mismo número que tiene el palmarés de Miguel Ángel Jiménez "Si no gano yo, que gane él", apuntaba el malagueño. 

 Jiménez recuerda el primer encuentro de ambos amigos; ejercía el malagueño de starter (dando salidas de golf) en Torrequebrada en el Campeonato Manuel Montero de jóvenes promesas y presentaba en el tee a un prometedor niño llamado José María Olazábal que no tendría más de 15 años. Desde entonces el duo de golfistas españoles acumula 60 victorias profesionales y 1.217 participaciones en el Circuito Europeo y cuatro Majors. 

En la amena conversación que se pudo seguir en directo en streaming por www.marca.com entre los dos campeones surgió el nombre de Seve Balleteros, gran ídolo y mentor de ambos y uno de sus nexos de unión: "Una persona con un carácter indomable en el campo de golf, un espíritu de lucha impresionante, he vivido momentos irrepetibles con él, es una pena que se nos fuera tan pronto", comentaba Olazábal, mientras Jiménez recordaba la anécdota de la Ryder Cup de Valderrama en 1997 cuando le despertó a las cuatro de la mañana y tuvo que ir a verle en albornoz para discutir sobre los equipos. 

En el repaso por sus trayectorias, Olazábal recordó la Ryder de 2012 donde ejerció como capitán consiguiendo la histórica remontada conocida como Milagro de Medinah y aseguró que nunca más volverá a ser capitán europeo de la Ryder. Por su parte Jiménez hablaba de su situación actual y posibilidades de ejercer de capitán del equipo europeo: "he estado jugando algunos torneos del Circuito Europeo este año y no conozco al 80% de los jugadores, para mí es muy importante estar en contacto con los jugadores para poder ser capitán", afirmaba  justificando su decisión de no optar a la capitanía en el futuro. "Yo no voy a cambiar mi postura, en su momento justificaron su decisión de no hacerme capitán por el idioma, y mi inglés ahora sigue siendo el mismo". apuntillaba con ironía.

También hubo análisis sobre como ha cambiado el golf y la influencia de la tecnología. "Ahora se juega distinto, lo que prima es la potencia, los campos son diferentes...ahora se tiende a coger el drive y... castañazo", rotundo Olazábal. "Se ha perdido un poco el purismo del golf, el concepto de mover la pelota se ha perdido. La cura de esto es quitar cuatro palos a la bolsa a los golfistas profesionales, habría que utilizar más imaginación" apostillaba por su parte Jiménez. 

Ambos coincidieron: si Tiger Woods está bien físicamente volverá a ganar un grande y repasaron las veces en las que se han enfrentado cara a cara con la estrella californiana. También hubo tiempo de hablar de Jon Rahm o de las nuevas reglas; más de una hora de charla y una inolvidable lección de golf y valores.

Comentarios

volver arriba