Menu

Motor | Lunes, 05 Enero 2015 09:21

Nani Roma se despide del Dakar

Superados los primeros momentos, Nani Roma reacciona con deportividad y optimismo.

Todas las ilusiones de Nani Roma, todo el minucioso y duro trabajo de los últimos meses para llegar a la salida del Dakar 2015 en condiciones de reeditar su victoria de 2014, se quedaron varados en la arena, en el kilómetro 10 de la primera etapa. Un recorrido corto de 175 km entre Buenos Aires y Villa Carlos Paz.

Mientras viajaba con su coche remolcado hacia el vivac, Roma reconocía en un primer momento su desánimo y su rabia. “Uno tiene asumido que este deporte es así y que cualquier día puedes sufrir un revés, pero no esperaba que fuera tan pronto. Quedarse en la primera especial de un Dakar es duro”.

Los problemas en la presión de aceite de su coche comenzaron en el km 3 y en el 10 detuvo el coche “porque no tenía sentido forzarlo más y cargármelo del todo”. "Hemos estando reparando todo lo que hemos sabido y más, hemos cambiado unos sensores, todo, y nada, todo ha sido inútil", señaló Nani.

El piloto catalán, que salía como uno de los favoritos, ha ido reponiéndose poco a poco del disgusto y, como veterano en estas lides, no ha tardado en cambiar su mentalidad. "Hay que asumirlo y ver el lado positivo. Lo importante ahora es llegar y trabajar para el equipo, que es importante. Primero tenemos que ver qué pasa y luego veremos qué haremos mañana", cuando los técnicos repasen el coche en el vivac”.

También habrá que esperar a ver la sanción de tiempo que le aplican los jueves. “Lo normal en estos casos suele ser seis horas”, añade Roma.

“Otra motivación, ahora, será apoyar a Rosa (su mujer, que corre en motos), darle ánimo y ayudarla en lo que pueda. Desde mañana me planteo esta prueba como preparación para el Dakar 2016. Quiero seguir disfrutando de esta carrera hasta el final”, concluye el piloto de Folgueroles.

 

Comentarios

volver arriba