Menu

Mundial de Motociclismo | Domingo, 16 Agosto 2015 02:15

Brno, un nuevo escenario donde intentar vencer en la clase Open

Tanto Nicky Hayden como Eugene Laverty seguirán trabajando para intentar alzarse con un premio que se les resiste. 

Si en el pasado GP de Indianápolis Márquez ejerció un dominio rotundo, digamos que en este GP de la República Checa Lorenzo se ha ‘vestido’ de Márquez para practicar un dominio similar. Exceptuando la segunda sesión libre de del viernes, el piloto mallorquín ha dominado todas las que ha disputado. Para evitar sorpresas se ha situado al frente de la tabla de tiempos nada más arrancar el definitivo turno oficial, mejorando él mismo sus propios registros. A escasos dos minutos para la conclusión la diferencia con Márquez se cifraba en medio segundo, hasta que éste despertaba en el penúltimo giro para  acercársele mucho, pero no lo suficiente como para robarle la pole. Jorge Lorenzo se adjudicaba el puesto de honor de la parrilla con 74 milésimas de ventaja sobre Márquez. Tras mallorquín y catalán se instalaba Valentino Rossi, después de firmar una última vuelta muy elaborada. Todo y que la mayoría de pilotos de MotoGP se quejó ayer del precario estado del asfalto de Brno, hoy los tiempos han sido estratosféricos -Lorenzo – 1.54.989-.

Si bien los pilotos POWER ELECTRONICS Aspar no han dejado de mejorar en todo el fin de semana, tanto sus registros como sus sensaciones, les ha faltado una vuelta más rápida en el turno oficial, que les catapultara hacia algún puesto más adelantado de la parrilla. Eugene Laverty y Nicky Hayden han calcado prácticamente su mejor registro -1.57.634 del irlandés por 1.57.645 del norteamericano- y se clasificaban en 20ª y 21ª posición respectivamente. A pesar de partir retrasados, ambos confían en el ritmo cosechado hoy para poder remontar durante la carrera en Brno.

 

Comentarios

volver arriba