Menu

America's Cup | Lunes, 04 Febrero 2008 03:02

Alighi quiere la revisión ante la corte

Los abogados de la Societé Nautique de Genève (SNG), Simpson Thacher & Bartlett LLP, que representan al sindicato Alinghi, han confirmado que presentarán una moción de revisión de la sentencia que enfrenta a su consorcio con el BMW Oracle, representado por el Golden Gate Yacht Club (GGYT).

Los procesos judiciales en torno a la 33ª America’s Cup no han acabado todavía. Ante la sentencia favorable a BMW Oracle de hace un mes, los abogados de Alinghi han presentado un recurso de revisión ante la corte del juez Herman Cahn, porque, en su opinión, se ha designado al GGYC como Challenger of Record “sin llevar a cabo ninguna instrucción”.

“Hemos visto cómo el Club Náutico Español de Vela (CNEV) ha sido rechazado como Challenger of Record a causa de la fecha de su regata anual. Sin embargo, nadie -ni siquiera el propio juez- ha reparado en el hecho de que el desafío presentado por GGYC no era aceptable debido a un defecto grave en su Certificado de Embarcación, un documento fundamental requerido por el Deed of Gift”, explica en un comunicado Lucien Masmejan, abogado principal de la SNG en este asunto.

Por tanto, Alinghi pide que se invalide al desafío BMW Oracle como “Challenge of Record”, porque también incumple la normativa del “Deed of Gift”. Así pues, “otros challengers pasarían a tener preferencia sobre el GGYC” como primer desafiante y sindicato con el que el “Defender” tiene que pactar las condiciones de la regata.

Según Masmejan, su objetivo es “organizar una 33ª America’s Cup con pruebas de selección de desafíos en los nuevos barcos de la clase AC90” en 2011, como “los doce challengers que se inscribieron antes de la fecha límite del 15 de diciembre desean”.

Para acabar, desde Alinghi afirman que ellos no han optado por la “vía legal”. “Lo que hacemos es continuar con el proceso y asegurarnos de que el GGYC cumple con el mismo nivel de detalles que le exigía al CNEV.” En su opinión, “los tribunales de Nueva York no deberían interferir en la compleja organización de la America’s Cup. Sería mejor dejarla en manos de la comunidad de la vela”, concluye.
 

Comentarios

volver arriba