Menu

Ns Management | Jueves, 16 Enero 2014 16:14

Aurelio Martínez explica la postura de Fundación

Aurelio Martínez expklicó en rueda de prensa la situación actual económica de la Fundació Aurelio Martínez expklicó en rueda de prensa la situación actual económica de la Fundació

Ayer miércoles a las 14 horas, se cerró el plazo para la presentación, por parte de los potenciales interesados, de las ofertas para adquirir las acciones del Valencia CF en poder de la Fundación.

 En consecuencia, dada la trascendencia del momento y a la vista de las diferentes interpretaciones abiertas sobre la forma y el alcance de dicho proceso, la Fundación desea realizar las siguientes puntualizaciones: 

1. La Fundación es la propietaria del 70% aproximadamente del total de las acciones el Valencia CF y, por lo tanto, la única con capacidad para alcanzar un acuerdo de venta de las mismas con el inversor que estime más conveniente para el Valencia CF. 

2. Nuestro objetivo inicial no era otro que devolver el Club a los socios, para eso se nos eligió y con esa meta hemos trabajado durante estos últimos meses dedicando mucho tiempo y aportando entre todos multitud de ideas y proyectos de futuro. 

3. Para cumplir ese objetivo, la opción de la Fundación y del Valencia CF siempre ha sido, y sigue siendo, la refinanciación del préstamo (lo que implicaría devolver la totalidad de la deuda, sin ningún tipo de quita como se ofrece en la actualidad a los potenciales inversores que desean hacerse con la propiedad del Club) y mantener la valencianidad del Valencia CF, aunque dicho escenario nos condenara a importantes sacrificios y a tener que atravesar un largo período de presupuestos bajos y consecuentemente resultados deportivos no acordes con la categoría del Valencia CF. 

4. El Valencia CF es un Club, es una sociedad deportiva y es un sentimiento y en estos momentos de crisis es uno de los pocos símbolos de identidad colectiva relevantes que nos quedan en nuestra Comunidad. En este contexto, siempre entendimos que era nuestra responsabilidad mantenerlo, si fuera posible, como entidad independiente. 

5. Al objeto de poder hacer frente a todos los pagos derivados de los compromisos financieros asumidos y, a su vez, mantener el nivel competitivo del Club, el plan propuesto se planteaba trabajar en cuatro frentes: 

a. En primer lugar, dar estabilidad financiera al Club, refinanciando toda la deuda a largo plazo a tipos razonables. 

b. Segundo, incrementar los ingresos de la Fundación y del Valencia CF en áreas como el patrocinio, explotación del nuevo estadio cuando estuviera concluido, museo, merchandising, naming y otras actividades similares, áreas todas ellas en las que está trabajando intensamente el actual equipo directivo con resultados que se podrán apreciar ya en la próxima temporada. 

c. Tercero, apostar por la cantera, piedra angular del proceso, con una escuela de alto rendimiento que permitiera no solo disponer de buenos jugadores a precios razonables, sino también obtener recursos con la venta de los mismos en el caso de que el Valencia CF no estuviera interesado. 

d. Cuarto, ir vendiendo paulatinamente la cartera de acciones de la Fundación a los abonados a lo largo de los próximos 20 años, con incrementos mínimos del coste del abono, incluso fraccionando dicha venta para los abonos de menor importe. Los ingresos derivados de dicha venta irían íntegramente a reducir la deuda de la Fundación con Bankia, por lo que se disminuiría paulatinamente la carga financiera, a la vez que se devolvería poco a poco el control del Club a los socios. 

 

Si se hubieran conseguido o se consiguieran acuerdos y avances en estas cuatro líneas, la Fundación considera que la refinanciación sigue siendo una alternativa válida, de hecho, la mejor incluso para la propia Bankia (que recuperaría la totalidad del préstamo) y, sin lugar a dudas, para nuestra Comunidad, tan carente de referentes sociales.  

6. Igualmente, nos reafirmamos, tal y como se dijo en la Junta de Accionistas, que las coyunturas económica, deportiva y social actuales no son las más apropiadas para acordar una venta de las acciones por buena que sea la oferta que se reciba. 

7. Ahora bien, el incumplimiento parcial del pago de los intereses del préstamo concedido por Bankia a la Fundación en agosto de este año colocó dicho préstamo en la vía ejecutiva. A partir de ese momento, Bankia podía y puede ejecutar el aval y exigir a la Generalitat el pago de los intereses, vender el préstamo a un tercero o bien ejecutar la prenda y pasar a ser la titular de las acciones, una vez cumplidos los trámites y plazos legales establecidos al efecto. 

8. A su vez, el acreedor principal consideró que la opción de refinanciación a largo plazo de los préstamos de la Fundación y del Valencia CF no garantizaba adecuadamente la devolución de los mismos y optó por buscar un inversor. 

9. A partir de ese momento, la Fundación entendió que, como servicio al valencianismo, era su responsabilidad vigilar dicho proceso, de tal forma que la oferta no solo tuviera en cuenta la vertiente económica, sino que se considerara el proyecto deportivo y social asociado a las ofertas que se presentaran. La solución final nunca puede centrarse únicamente en la devolución del préstamo a 

Bankia, sino que debe concretar qué es lo que se plantea en otras áreas, como, por ejemplo, cuál es el futuro de la Fundación, de la Escuela y de la cantera, las relaciones con el pequeño accionista, las inversiones deportivas que piensa acometer, la conclusión del estadio, etc., elementos todos ellos clave para garantizar el nivel competitivo y de calidad que el Valencia CF, sus socios y accionistas exigen. 

10. A la vista de la dilación temporal que podría suponer la ejecución de la prenda por parte de Bankia, con los consiguientes efectos negativos para todas las partes, se propuso por Bankia la búsqueda de soluciones conjuntas, siempre dentro del marco de la venta de las acciones en poder de la Fundación, con el compromiso de que la solución final daría una respuesta satisfactoria a todas las partes. 

11. Dicho proceso de búsqueda debería realizarse con la máxima transparencia y publicidad, invitando a todos los posibles inversores al mismo, de tal forma que se garantizase la oportuna concurrencia y el mejor resultado para el Valencia CF. 

12. En esa búsqueda, el mejor escenario pasaba por elegir una empresa especializada en dichos procesos (Bankia optó por KPMG), de tal forma que la propiedad no se inmiscuyera en la designación y valoración de las mejores ofertas. 

13. El accionista y el Club, como es lógico, pueden y deben participar en dicho proceso de búsqueda e invitar a cuantos inversores potenciales conozcan para que, junto con los que seleccione Bankia y la entidad encargada de la valoración, se garantice la máxima concurrencia. 

14. Sin embargo, la propiedad (la Fundación) no debe formular ninguna preferencia específica al objeto de preservar la necesaria independencia del proceso, lo que no es incompatible, sino todo lo contrario, con conocer los inversores, oír sus ofertas y analizar sus planes de futuro. 

15. Para defender mejor los intereses específicos del club y garantizar la concurrencia y transparencia de todo el proceso el Valencia CF y la Fundación han decidido contratar a otra empresa encargada del asesoramiento y vigilancia del mismo. 

16. Si al final el resultado de la elección realizada por Bankia no se ajustara a los intereses que legítimamente defiende la Fundación, que no son otros que los del Valencia CF, y se centrara excesivamente en solucionar la vertiente económica, sin atender adecuadamente la social y deportiva, la Fundación se manifestará públicamente y emitirá su valoración, exponiendo las razones en las que sustenta dicha opinión. 

17. Los criterios de valoración de las diferentes opciones ofrecidas por los potenciales inversores que, en nuestra posición de máximo accionista y dada la irreversibilidad de la posición del “acreedor”, serán tomados en cuenta a la hora de emitir nuestra opinión positiva o negativa de la propuesta, son, entre otros los siguientes: 

A. EN LA PROPUESTA ECONÓMICA: 

1. Devolver la totalidad del préstamos de la Fundación y anular el aval de la Generalitat (así haremos honor a nuestro compromiso de “que no lo paguen los valencianos”). 

2. Compromiso de acabar el estadio, con las premisas acordadas con Fenwick entendidas como mínimo, y cerrar los compromisos con el Ayuntamiento (incluyendo la permuta de terrenos y el área deportiva asociada). 

3. Calidad del proyecto del nuevo estadio. 

4. Ampliación de capital y reducción de la deuda para sanear el balance y fortalecer la entidad. 

5. Proyecto marca del Valencia CF. 

6. Ideas en torno al merchandising y patrocinios. 

 

B. EN EL ÁREA SOCIAL, SE CONSIDERARÁN ASPECTOS COMO: 

1. Salvaguarda de la función inicial de la Fundación y su potenciación. 

2. Presencia del pequeño accionista en el proyecto. 

3. La existencia de un proyecto de museo y centro de documentación asociado. 

4. Potenciación de la imagen del Valencia CF en el mundo. 

5. Papel de las escuelas de la Fundación a nivel internacional. 

 

C. INCLUSIÓN DE UN PROYECTO DEPORTIVO: 

1. Refuerzo en el mercado de invierno 2014. 

2. Refuerzo de la Escuela de fútbol y de la cantera a través de la Fundación. 

3. Garantía de inversión durante unos años para fichajes, al objeto de capitalizar deportivamente 

al Club, después de tantos años de ventas. 

 

18. Para garantizar que todo el proceso es transparente y el resultado el mejor para el Club, la aprobación definitiva de la transacción tendrá que ser autorizada por el Protectorado, de acuerdo con los estatutos de la Fundación. 

19. Igualmente, la Fundación ha acordado personarse en el procedimiento relativo a la validez del aval del IVF al préstamo de Bankia a la Fundación, al objeto de seguir el proceso y estar informado de la evolución del mismo. 

 

20. Finalmente, resulta sorprendente el poco respaldo, cuando no animadversión, con el que nos hemos encontrado a lo largo de todo el proceso, tanto de colectivos significativos de empresarios, como de multitud de comentaristas deportivos y tertulianos de todos los perfiles, junto con la indiferencia e inactividad significativa de los principales agentes sociales y políticos. Probablemente, nos hayamos reunido un conjunto idealista de personas que pensamos que para construir una sociedad compleja, plural, estructurada, con rasgos propios y no sucursalista, necesariamente tenemos que pelear por defender los símbolos que son nuestros, sean cajas de ahorro, bancos, grandes empresas, televisiones, clubes relevantes, tradiciones. Desgraciadamente creo que me he (o nos hemos) equivocado. Me da pena no tener muy claro el escenario que con esta actitud dejamos a nuestros hijos. 

En cualquier caso, el Valencia CF tiene casi 100 años de historia y ha sobrevivido a múltiples avatares. Este no va a ser una excepción. El Valencia debe estar por encima de las coyunturas adversas. 

 

Comentarios

volver arriba