Menu

Editorial |

Remontada heroica o hundimiento total en Europa

Hay que remontar el 3-0 helvético

El Valencia se juega la temporada contra el Basilea en Mestalla.

Los de Pizzi tienen que remontar el 3-0 de la ida en el Saint Jacob Park. No hay medias tintas. Hay que evitar como sea un gol helvético, porque habría que anotar entonces como mínimo 5 al cuadro suizo para pasar de ronda.

La temporada está siendo traumática, tanto en lo institucional-social como en lo deportivo. El proceso de venta se resolverá en 2-3 semanas, pero todo hace indicar que los vaivenes continuarán en el control del club. Y en lo deportivo el equipo ché lleva una irregularidad tremenda esta campaña desde el inicio. La destitución de Djukic provocó una fotocopia de la campaña anterior.

A la heroica

Hay esperanza en voltear la eliminatoria y así se han expresado desde los jugadores hasta el propio entrenador blanquinegro. Y es que si no se encaja un gol suizo, el potencial del Valencia permite pensar que los goles llegarán. Templar los nervios y controlar una serie de parámetros útiles para las remontadas será clave: Presión intensa, ritmo de juego elevado, acogotar a los rivales y sin prisa pero sin pausa todo el partido. No querer meter el tercero antes que el segundo. El abc de las remontadas.

La eliminación copera contra el Atlético de Madrid y los malos resultados ligueros han convertido a la competición europea en el asidero en el cual poner todos los objetivos y esperanzas. Sin embargo la debacle de la ida en tierras suizas ha desmotivado un poco a los aficionados valencianistas.

El carácter, la garra y la pasión del equipo debe aparecer en este partido porque es un todo o nada. Los jugadores tienen que darlo todo, porque la afición lo hará. Partido clave para el futuro cercano e inmediato del Valencia y prueba de fuego para todos.

La motivación por el sueño europeo, unida a la confianza en su propia calidad, hará el resto.

 

Comentarios

volver arriba