Menu

Editorial |

El sueño de todos

Alemania se llevó la Copa 2014

Si bien sólo una sola selección pudo alzarla, el sueño de todos es jugarla. Pero el sueño de poder estar en un mundial no sólo es para los jugadores, dirigentes o cuerpos técnicos. La prensa también juega el mundial. Y así como la Copa del Mundo se convierte en el sueño de un chaval que comienza a juguetear con un balón, también se transforma en el sueño del joven que comienza a estudiar periodismo o que hace sus primeras armas de su carrera. 

Estar a la altura de la información que acontece en un mundial no era fácil, sin embargo alcanzar esa estrella fue nuestra ilusión. Si hemos estado a la altura de semejante desafío, hemos de decidirlo puertas adentro y será cuestión de analizar en que se falló y y en que se ha acertado. Pero lo cierto es que hemos dejado todo para que cada uno de ustedes. Sin duda habrá cosas que mejorar, pero hemos podido ser parte de este desafío. A pesar de lo duros que han sido algunas jornadas, estamos satisfechos de que a través de nuestras secciones ayudamos a que vosotros disfrutasen un poco más del Mundial.

A través del análisis de sus figuras, de los antecedentes históricos, del recorrido de cada una de las sedes y de las leyendas que han escrito su nombre en la historia de la Copa del Mundo, porque la historia no la escriben  solo los que ganan. 

El saldo negativo se halla sin dudas en la temprana eliminación de la Selección Española, lo que anuló automaticamente la información diaria de La Roja, una de nuestras mayores apuestas. Pero a pesar de la tristeza, el show debía continuar. Ha faltado mucho protagonismo de la Furia en varias secciones, lo sabemos. Somo concientes de ello, pero ese material que teniamos guardado no pudimos aprovecharlo debido a la fe que teníamos en esta selección que tan alto ha llevado al fútbol español.

Existen muchos nombres a los cuales agradecer, entre ellos a nuestro envíado especial José Luis Pérez, quien recibió el golpe de la temprana eliminación en el epicentro de esa ojiva nuclear anímica desde Rio de Janeiro. Jugar un mundial, es el sueño de todos. No sólo de aquellos que echan a rodar el balón. Es una bendición enorme, haber sido parte de ese sueño. Y queremos volver a ser parte, dentro de cuatro años. Esperemos poder seguir creciendo, y estar en Rusia 2018. 

Comentarios

volver arriba