Menu

Editorial |

Fracaso copero

Sin paliativos

Fracaso copero

La eliminación del equipo de Nuno en la Copa del Rey ha abierto la vertiente más crítica en torno al Valencia y por extensión la caja de los truenos. Caer, y de forma tan inesperada, ha provocado un verdadero terremoto mediático.

Los goles de Caicedo han sido un golpe muy duro para todos, empezando por el entrenador portugués, que parece que no captó el mensaje de la vuelta contra el Rayo en Mestalla.

Ahora toca centrarse en el verdadero objetivo, clasificarse para la próxima edición de la Champions League, meta central y capital este año, pero ello no borra la debacle contra los periquitos, que fueron al Bernabéu en Liga a cumplir el trámite, afilando las ‘garras’ para la vuelta copera.

La competición, que está desastrosamente perfilada en muchísimos campos, ha contado con otro punto para molestar más en esta edición, agravado por estar ahora apeados, y es conocer el cuadro de la competición hasta la final, que fomenta ‘poner los dientes largos’ y situarse mentalmente cada equipo hasta dónde cree que va a llegar. De estar por el lado fácil del cuadro, si te eliminan, el batacazo es mayor. Vender la piel del oso, el cuento de la lechera, estirar el brazo más que la manga… la sabiduría popular es tozuda.

Además la manía de rotar a los jugadores, cambiar sistemáticamente a los porteros en Liga y Copa, la relajación y falta de motivación reinante ya que sólo interesa en determinados momentos; el campeón debería jugar la Champions League (no quiere la UEFA); además el finalista pierde la plaza europea para que vaya el séptimo de la Liga, aun en el caso de que le gane la final un equipo Champions, se deberían jugar algunas rondas en fin de semana para darle más difusión mediática y facilidad para aficionados para viajar (como ocurre en Inglaterra) y no ser tan ‘dogmáticos’ con la importancia de la Liga, verdadera joya de la corona, pero que orilla a la competición del KO; los horarios modificarlos; rondas a partido único, sorteando el cuadro local y repartiendo beneficios e incluso ayudando al conjunto inferior; precios populares; motivaciones de distinto tipo; sorteando cada vez cada eliminatoria y dejarse de cuadros como en el tenis…

 

Comentarios

volver arriba