Menu
Editorial |

Se veía venir el inmenso error Neville

La llegada del entrenador británico ha terminado provocando la peor situación del Valencia en cuanto al ánimo de los aficionados blanquinegros en años, y no sólo de resultados.

Tras la pésima racha que lleva el Valencia de más de una decena de malos resultados en Liga ha llegado la debacle en el Nou Camp, para empeorar las cosas de manera exponencial y tomar conciencia de la gravedad de la situación.

La contratación del técnico inglés era un clamoroso error de bulto desde el principio. Con toda la problemática que traía la campaña desde la era Nuno había que haber apostado por la continuidad de Voro, aunque el exjugador de Deportivo y Valencia era completamente refractario a esa idea, o haber ‘tirado por el camino de en medio’ y ubicar a un entrenador habituado a acabar campañas sin muchos sobresaltos y así la temporada siguiente ir a la vía Pellegrini, Vilas-Boas o el propio Rafa Benítez.

 

Cúmulo de errores

 

Pero el desconocimiento sobre los entresijos del fútbol y en concreto de cómo funciona el fútbol español han llevado al actual desastre.

Error de planificación deportiva, error en la elección de fichajes y en la parcela del entrenador. Ahora viene la parte de la temporada más traumática.

Sólo queda ganar al Betis o de lo contrario mucho peligro.

 

Comentarios

volver arriba