Menu

Editorial |

“No queremos vender a Paco”

A veces el fútbol y la vida te obligan a hacer cosas que si tuvieras dinero, posición o poder, no harías. Y con la venta de Alcácer al Barcelona, principal lugar de exportación del producto futbolístico valenciano en estos últimos años, la ilusión tocó fondo.

En un verano en el que sale André; estaba cantado desde hace meses, Mustafi y finalmente el delantero de Torrent, era muy difícil reflotar esto, y máxime si en la clasificación estás último con dos derrotas y llega el parón por selecciones. Por lo menos se ha fichado a Mangala y a Garay, con lo que parece que los aprietos defensivos que provocan Abdennour y Santos se desplazan a las rondas coperas, hábitat donde tendrán oportunidad de destilar su fútbol, tan incomprendido por el gran público.

Pero volviendo a la frase y poniéndola en contexto, pasado el tiempo, lo que se quería decir es que “no lo queremos vender, afición, pero las circunstancias mandan”. Lo que daría lugar a otro debate sobre la riqueza real del Valencia en esta nueva etapa, en la que se iba a ser rico, recuerdo.

 

¿Negocio?

 

Por otro lado, los 30 + 2 millones de Alcácer pueden ser sólo 18 + 2 si se compra a Munir el próximo verano, por los 12 kilos estipulados. Por lo tanto cambiar hipotéticamente al delantero valenciano por 18 + Munir parece poca cosa y para este viaje no hacía falta alforjas.

Si te van a pedir entre 20 y 30 por Guedes en Portugal, la cláusula de Alcácer rondaba los 80, y por ejemplo Lucas del Depor ha costado en torno a 20 a los gunners, siendo más limitado, con menos trayectoria de éxito y mayor en edad que el propio internacional español...

Así que el equipo se ha devaluado de manera inversamente proporcional, en cuanto a calidad y nombres, con respecto al montante que subía de dinero en caja.

Así que no queremos vender, hasta que queremos. O nos hacen querer.

 

Comentarios

volver arriba