Menu

Editorial |

Anil, ¡en que berenjenal te has metido!

El presidente del Valencia en el acto de presentación de camisetas. Foto: Las Provincias/EFE El presidente del Valencia en el acto de presentación de camisetas. Foto: Las Provincias/EFE

El editorial sacado por el Valencia CF, me apuesto a que escrito por Anil Murthy, es tan inoportuno como contraproducente. Muchas cosas pendientes y esta semana la Junta General de Accionistas.

Es innegable afirmar que el conjunto de Marcelino está pasando por una de las mejores rachas de resultados de toda su historia. Pero tras el comunicado en forma de editorial publicado por la entidad (adjunto link) no hay que olvidar de dónde venimos. Una travesía en el desierto durante dos años. Sin rumbo, sin entrenador, con gente poniéndote piedras en el camino..y cuando parecía que el sainete iba a seguir, la llegada de Mateu Alemany solucionó todo (la parte deportiva claro). 

La apuesta de Mateu (y por extensión de Murthy y Lim) por Marcelino García Toral le ha salido bien. Se les ha hinchado tanto el pecho a los asiáticos que les ha reventado por donde amargan los pepinos. Parece que los dos duodécimos puestos consecutivos, los fracasos de Layhoon y García Pitarch y los fichajes sobrepagados y que la temporada pasada el Valencia haya superado su récord negativo de goles encajados han caído en el olvido momentáneo de Meriton.

Si algo el Valencia tiene que presumir es de sus aficionados, de los buenos aficionados. De esos a los que no les importa hacer noche en Mestalla y aguantar cuarenta grados a la sombra para una entrada para un partido, a esos que año tras año renuevan el pase sin que tengan motivo para creer en ello, a esos que han acudido dos temporadas a Mestalla fielmente. A esos, precisamente, hay que cuidarlos y darles protagonismo que se merecen. A los malos o, según como reza el comunicado "falsos aficionados"- que los hay- no hay que darles carnaza, porque la aprovecharán cuando las cosas vayan torcidas y el esférico no quiera entrar. 

Y antes he dicho que se ha mejorado deportivamente, porque económicamente seguimos siendo una ruina. Y notoriamente peor de que cuando llegó Meriton. Un estadio sin construir y otro sin derruir, dos temporadas consecutivas cerrando con pérdidas, esta campaña se empieza con un déficit de 50 millones de euros, una ciudad deportiva fantasma, multas de la Unión Europea y de Hacienda...

Desde estos párrafos creo que el presidente del Valencia lo ha escrito desde la pasión y las ganas de ver que este Valencia CF dirigido por él y por su amigo Peter Lim triunfe de verdad. Por primera vez se están haciendo las cosas con algo de "trellat", por fin hay una estructura seria, organizada y competente. Pero ha echado las campanas al vuelo demasiado pronto, sobre todo con una Junta General de Accionistas a la vuelta de la esquina. 

 

Comentarios

volver arriba