Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 803

Opinión | Lunes, 17 Octubre 2016 11:19

Líder por definición

Foto: LFP. Foto: LFP.

Sin un buen fútbol, sin brillar con luz propia. Las mejores vestimentas, las de las noches de gala, quedaron arrinconadas en la parte final del armario. El chándal de paseo, cómodo pero tal vez excesivamente informal, fue el atuendo elegido para la cita del pasado sábado con un equipo cuyo atractivo se ha diluido sustancialmente con el paso de los años.

El Levante saltó al césped amarrado simplemente al oficio, olvidando la magia y encomendándose a los astros para seguir incrementando la brecha de puntos con sus más inmediatos perseguidores. Y sí, lo consiguió.

 

El relevante papel (negativo) de Verza

 

Fue, sin lugar a dudas, la gran sorpresa en el once inicial que planteó Juan Ramón López Muñiz. Tras un pésimo partido en tierras almerienses, el bueno de Verza formó nuevamente de partida en la medular de un Levante que nota, y de qué manera, su presencia sobre el terreno de juego. Con Natxo Insa pasando continuamente la escoba en la franja del ‘5’, Campaña y Verza tuvieron vía libre para gestionar los mandos de la nave azulgrana a nivel ofensivo.

Ausencia de ideas, falta de control, carencia de imaginación y un sinfín de despropósitos, amén de su escasa labor defensiva, llevaron al míster asturiano al relevo inmediato del alicantino tras el paso por vestuarios.

 

Una de cal y una de arena en el balón parado

 

Por tercer partido consecutivo, el Levante UD hubo de afrontar una desventaja inicial en el tanteador. En esta ocasión, Ansotegi remató completamente solo un centro al área tras una acción a balón parado. No obstante, al igual que en los dos encuentros previos, los pupilos de Muñiz fueron capaces de dar un giro de 180 grados a la situación y solventar rápidamente tal adversidad. Chema, con su segundo tanto de la temporada, dio muestras una vez más de por qué, para una gran mayoría de técnicos y ojeadores, es uno de los mejores centrales de la categoría y el número uno en las acciones de estrategia en fase ofensiva.

 

Un tierno y dulce Mallorca

 

Como una buena ensaimada, el Mallorca fue un tierno y azucarado manjar en manos del Levante una vez aupado el empate al electrónico. Con su rival atascado, incapaz de imprimir una marcha más a un partido que lo suplicaba a gritos, Fernando Vázquez y los suyos guardaron bajo llave la mordiente y el tesón para conformarse con un ‘algo’ que acabaría siendo un ‘nada’. Tuvo la posibilidad de poner en serios aprietos al líder y la desaprovechó no solamente por una inferioridad técnica y de plantilla, sino también de intensidad y ambición.

 

Jefferson está de vuelta

 

Si hay algo que destaco por encima de todo lo bueno que tiene y plasma cada semana Juan Ramón López Muñiz es su excelente lectura de los partidos. Tiende a interpretar con enorme acierto el cariz que toma cada envite y ejecuta con celeridad los cambios que estima para llevarlo a su terreno. Lerma entró en el descanso por el ya citado Verza, mientras que Rafael lo hizo apenas unos minutos después por Campaña. ¿El resultado? Ocasión de Rafael, que salvó con solvencia Cabrero, y golazo del centrocampista cafetero. El tanto supuso una explosión de adrenalina que se escuchó en cada rincón del Ciutat de València.

 

El líder de los líderes

 

Desde el año 2012, con el Elche comandando con 25 puntos la clasificación en la jornada 10, no se recordaba un dominio similar en la categoría. En aquel momento, los ilicitanos contaban con seis puntos de ventaja sobre el ascenso directo y con una renta de ocho puntos con los puestos de play-off. Seis y nueve, respectivamente, son los que tiene ahora mismo el Levante.

Además, la superioridad no es únicamente numérica. La sensación de irregularidad e inestabilidad de prácticamente todos los equipos que conforman el segundo pelotón de la clasificación es plausible y prueba de ello son los resultados de estas dos últimas jornadas. La definición perfecta de un líder en toda su extensión. ¡Qué siga la fiesta!

 

Comentarios

volver arriba