Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 808

Opinión | Jueves, 06 Abril 2017 12:06

Gracias, Valencia Basket, gracias

Rafa Martínez agradece el esfuerzo de ayer de la Fonteta Foto: Fede Gómez/ Nostresport Rafa Martínez agradece el esfuerzo de ayer de la Fonteta Foto: Fede Gómez/ Nostresport

No pudo ser. Valencia Basket no consiguió llevarse ayer la que hubiera sido su cuarta Eurocup. Los de Pedro Martínez dominaron cómodamente el marcador durante todo el partido pero un fatídico último cuarto condenó al equipo taronja a saborear nuevamente lo que es perder una final. 

Ayer era una noche grande. Valencia Basket se postulaba como el favorito para ganar el título. De hecho, el propio Joan Plaza afirmó en varias ocasiones durante la serie que los taronja eran mejores. Posiblemente era una forma de quitarse presión e ir más desahogado para afrontar el último y decisivo partido. Lo que está claro es que Valencia tenía mejor plantilla que Unicaja y también contaba con un comodín importantísimo a su favor, que no es otro que jugar en la Fonteta. 

Lo cierto es que no se entiende cómo se ha podido escapar este título. Un partido que parecía totalmente controlado, con un Dubljevic otra vez espectacular que no jugó en el quinteto inicial pero que cuando salió al parqué se notó y de qué manera su presencia. Los de Pedro Martínez realizaron un tercer cuarto espléndido cosechando un parcial de 21-13. La holgada ventaja de 11 puntos que se tenía al principio del último cuarto no se aprovechó. La confianza se apoderó de los jugadores y se acabó llevando la partida el equipo que lo intentó hasta el último momento, el Unicaja. Y es que esta final será recordada como aquella en la que el tercer y definitorio partido lo perdió Valencia Basket, no lo ganó Unicaja. 

Da mucha rabia y te llena de impotencia llegar a dos finales en una misma temporada y no ganar ninguna. Un título hubiera certificado el temporadón que se está marcando el equipo taronja. Porque al fin y al cabo lo que se recuerdan son los títulos, que pasan a las vitrina del club y simbolizan el trabajo y esfuerzo hecho por el equipo. Además, ganar la Eurocup hubiera dado acceso directo a Valencia Basket a jugar la temporada que viene la Euroliga. 

A pesar de haber perdido de nuevo una final, es el momento de decir GRACIAS. Es el momento de levantarse y aplaudir a los Dubljevic, a los Rafa Martínez o a los Luke Sikma el esfuerzo realizado. Toca sentirse orgullosos de un equipo que nos ha llevado a la final de la Copa del Rey y a la final de la Eurocup (y todavía queda la liga). Gracias Valencia por hacernos vivir, sentir y disfrutar cada vez que sales a jugar a la cancha. 

 

Comentarios

volver arriba