Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 808

Opinión | Miércoles, 06 Septiembre 2017 13:23

La doble M ilusiona al valencianismo

La doble M ilusiona al valencianismo

Mateu y Marcelino. Marcelino y Mateu. Las dos figuras que más ilusionan a día de hoy al valencianismo. Eran necesarias, no cabe duda. Desde que Peter Lim aterrizó en Valencia el club ha ido dando palos de ciego en lo que respecta a la dirección general y deportiva. Y del entrenador, bueno, solo hay que ver los resultados del equipo en las dos últimas temporadas.

Ya era hora de que Lim se apartara a un lado y dejara trabajar a los que realmente saben de qué va esto. Ha tardado demasiado, pero al menos se ha dado cuenta de que se necesitaba a una persona que dirigiera la estructura del club. Ese es Mateu Alemany. El balear llegó al Valencia a finales de marzo para reflotar al club en todas las áreas, principalmente en la deportiva que es la que más se necesitaba. Marcelino García Toral fue el elegido para ocupar el banquillo de Mestalla. Y acertó. Teníamos entrenador, vale. Pero, ¿y los fichajes y la tan ansiada LIMpieza de plantilla?

La doble M se marcó dos objetivos: limpiar al equipo de jugadores calificados como tóxicos y de calidad insuficiente para jugar en el Valencia y fichar jugadores que marcaran la diferencia. Por fin el entrenador tiene voz y voto en la confección de la plantilla. Me da la risa cuando a Ayestarán le vendieron a Alcácer a una semana de empezar la liga y no tuvo ni un mínimo gesto de protesta. Es importante que Lim le haya concedido a Mateu el poder absoluto a la hora de decir que jugadores se quedan y que jugadores se van. Al igual que es importante que éste le haya concedido a Marcelino esto mismo.

El director general y el entrenador trabajando codo con codo para limpiar la plantilla y realizar buenos fichajes. Se necesitaba que estas dos figuras tuvieran poder, fueran independientes y no se sometieran a las decisiones de Lim y sus amigos convirtiéndose en dos títeres más de la empresa del singapurense.

El club ha llevado a cabo una reestructuración de plantilla que era muy necesaria. Urgía diría yo. Los números ejemplifican que la doble M ha trabajado duro este verano. Un total de 19 bajas y 7 altas le han dado una nueva imagen a este Valencia. Jugadores como Enzo o Alves, que eran tóxicos en el vestuario para Marcelino han salido por cantidades que ni se acercan a las que el club pagó por ellos. Pero el entrenador manda y no los quiso ver ni en el primer entrenamiento. Además, Abdennour, Santos o Bakkali salieron por su escasa calidad, que era el otro argumento para la LIMpieza de plantilla.

Me gustaría recalcar la importancia que está teniendo la cantera en esta plantilla. Muchas veces no hace falta fichar tanto sino mirar abajo. Gayà, Lato, Nacho Vidal, Jaume, Nacho Gil, Carlos Soler y Javi Jiménez. Cantera. Y qué mejor temporada para confiar en ellos que esta. Hace unos meses el Valencia Mestalla se quedó a un gol de subir a Segunda División. Son jugadores que vienen con hambre, con ambición y con ganas de disfrutar de minutos en la élite. Demos la oportunidad, no decepcionarán. Además, todos ellos excepto el último, Javi Jiménez, son valencianos. Tal vez sería un buena oportunidad para ir aumentando el cupo de ‘gent de la terreta’ en el equipo, siempre tan necesarios.

Mateu y Marcelino. Marcelino y Mateu. Por fin alguien que ha devuelto la ilusión al valencianismo. Por fin el club está dirigido por personas que saben organizar y entrenar a un equipo de fútbol. Por fin Lim baja la cabeza y asume errores. Por fin parece que el Valencia vuelve a ser el Valencia.


Comentarios

volver arriba