Menu
Opinión | Martes, 04 Septiembre 2018 11:36

Derbi que sabe a poco

Bardhi conduce el balón bajo la atenta mirada de Wass y Rodrigo. Foto: LFP Bardhi conduce el balón bajo la atenta mirada de Wass y Rodrigo. Foto: LFP

El Valencia CF estuvo a punto de conseguir la victoria en el Ciutat de València

El domingo tuvo lugar el esperado derbi entre el Levante UD y el Valencia CF, primero de la temporada 2018/2019. Fue un encuentro en el que reinó la velocidad e intensidad por parte de ambos equipos. En menos de 15 minutos llegó el primer tanto del enfrentamiento por parte de los locales gracias al remate con la derecha de Roger Martí desde el centro del área, quien aprovechó la asistencia de José Luis Morales. A pesar de sus 31 años, el centrocampista madrileño sigue sorprendiendo a la afición granota. De hecho, Morales puso en constantes aprietos a la defensa ché.

Ante el primer tanto del Levante, los blanquinegros supieron reaccionar a tiempo para empatar tan solo 3 minutos después. El tiempo pasaba y el partido se mantenía bastante equilibrado hasta que se produjo la primera parada para hidratarse. Esta interrupción fue devastadora para el Valencia CF, puesto que bajó el ritmo y la intensidad, lo que acabó desembocando en el segundo tanto de los de Paco López. Los locales llegaron al descanso ganando por 2 goles a 1.

El segundo tiempo le vino muy bien al Valencia, ya que recuperó la garra y la potencia que había perdido durante el transcurso de la primera parte. Ambos equipos buscaban con ansia la victoria, lo que se podía apreciar en las idas y venidas constantes por el campo, es decir, en la gran intensidad que mostraron durante todo el encuentro los 22 jugadores que se encontraban sobre el césped. Tal fue dicha intensidad que apenas daba tiempo para comentar las jugadas, ya que tras una recuperación venía una pérdida de balón y así continuamente.

Gameiro no consiguió culminar dos de las jugadas más claras que tuvo el Valencia. Marcelino depositó su confianza en el delantero francés al ponerlo como titular, pero no estuvo acertado en los remates, por lo que no consiguió marcar su primer gol con la elástica valencianista. Asimismo, Carlos Soler fue clave en el juego del conjunto ché, puesto que además de asistir a Cheryshev, se mostró muy participativo durante su estancia en el terreno de juego. Por su parte, Rodrigo también tuvo la oportunidad de conseguir los 3 puntos para los blanquinegros, pero falló una ocasión clara en un remate a portería desde el área pequeña, cosa poco habitual en el hispano-brasileño. El capitán valencianista Dani Parejo marcó el segundo gol del Valencia desde los 11 metros, consiguiendo de esta forma el tanto definitivo con el que el encuentro terminó en empate. 

Ferrán Torres, que sucedió a Cheryshev en el minuto 71, fue uno de los mejores jugadores del enfrentamiento. Sin embargo, los escasos minutos que estuvo sobre el césped fueron suficientes para romperle todos los esquemas al equipo granota. Fue un chute de ritmo, velocidad y desbordamiento para el equipo visitante, así como revolucionó por completo el juego desde la banda izquierda. El canterano de 18 años encaró a Coke, lateral levantinista que ya estaba amonestado y al esconderle el balón, le obligó a cogerle de la cintura. Dicha acción acabó con la segunda amarilla para el jugador granota. Los de Marcelino disfrutaron de superioridad numérica durante el último cuarto de hora, pero no supieron aprovecharla.

El VCF pudo, sin duda, conseguir la victoria. De hecho, estuvieron a punto de lograrlo en multitud de ocasiones que finalmente no acabaron en gol. Los palos y la mala fortuna de los de Marcelino provocaron que el derbi finalizara con un empate. A pesar de que el técnico hizo los cambios un poco tarde, acertó por completo con ellos. Lástima que no fuera suficiente para llevarse la victoria a casa. Teniendo en cuenta los resultados del Valencia CF en las tres primeras jornadas de LaLiga, está claro que los de Marcelino no han empezado la temporada del centenario como se esperaban. Pero  esto no ha hecho más que empezar. El club de Mestalla tiene una plantilla más que de sobra para ganar todos y cada uno de los encuentros. Solo falta un poco más de efectividad en los remates y mejorar; sobre todo; en defensa.

Comentarios

volver arriba