Menu
Opinión | Martes, 23 Octubre 2018 12:25

Licencia para soñar

Foto: LFP Foto: LFP

El Levante UD ha vuelto a los entrenamientos en la ciudad deportiva de Buñol tras la jornada de descanso de ayer.

El conjunto levantisnista ya piensa en el partido ante el Leganés del próximo sábado a partir de las 18.30 horas. Tas la victoria en el Bernabeu, los de Paco López saben que el encuentro ante el conjunto "pepinero" de la próxima jornada es importantísimo porque es un rival directo en la lucha por el objetivo del club; la permanencia.

Es cierto que el objetivo es la salvación y seguramente, después de nueve jornadas disputadas -queda mucha liga-, soñar con otra cosa solo sea eso, un sueño. Pero este equipo da razones para soñar. Los números son mejores que los de la temporada pasada. Con cuatro victorias y un empate en nueve partidos, el equipo se ha colocado en la zona media de la tabla a tan solo dos puntos de Europa y este domingo de ganar al Leganés en el Ciutat de Valencia, lograría casi la mitad de los puntos necesarios para lograr la salvación. Se estima que estará en torno a los 35 puntos. De ganar, el Levante tendría 16 y queda liga, mucha liga. Todo puede pasar.

Este equipo da razones para soñar porque con Paco López en el banquillo todo puede pasar. Sus números son escandalosos como entrenador "granota". Si sumamos los partidos de la temporada pasada y esta, el técnico de Silla ha dirigido al equipo en 20 partidos y ha logrado 38 puntos. Doce victorias, dos empates y tan solo seis derrotas. Si siguiese la progresión, los números son de Europa League. Pero todos sabemos que en el fútbol todo puede pasar. Pero hay razones para soñar porque Paco López ha demostrado que es ENTRENADOR y sabe lo que hace. Esta temporada empezó con una goleada en el campo del Betis pero después el equipo sumo cinco jornadas seguidas sin conocer la victoria, perdiendo cuatro partidos y dejando muchas dudas en el juego. El entrenador estaba señalado pero supo reaccionar. Cambió el sistema táctico ante el Alavés y desde entonces tres victorias consecutivas; la última en el Bernabeu. Digo que es entrenador con mayúsculas porque ha demostrado que conoce a su plantilla y sabe las características de sus jugadores. Jugaba con un 1-4-4-2 y cambió al 1-5-3-2 para dotar al equipo de más seguridad defensiva, más profundidad por las bandas y más libertad a los hombres del centro del campo con calidad para jugar.

Leganés, Villarreal, Real Sociedad y Huesca son los cuatro próximos rivales en liga. Pasado el mes de Noviembre podremos hablar de las aspiraciones del Levante esta temporada. Queda mucho, muchísimo pero hay razones para soñar y además, se debe soñar.

Comentarios

volver arriba