Menu

Opinión | Domingo, 03 Febrero 2019 10:46

Se confirma la resurrección del Valencia pese al empate

Foto: LFP Foto: LFP

Los de Marcelino consiguen un punto muy merecido en el Camp Nou que sabe a poco tras el extraordinario trabajo del equipo.

El Valencia CF empató ayer en el Camp Nou ante un Barça que, esta vez, no fue capaz de conseguir una remontada, ni tan si quiera con un Leo Messi que salió al rescate de los blaugrana. Los de Marcelino saltaron al terreno de juego a ganar y lo demostraron desde el minuto uno.  En apenas tres minutos el conjunto blanquinegro tuvo dos ocasiones muy claras de la mano de Parejo y Cheryshev. Durante los primeros compases del encuentro, buscaban continuamente la verticalidad y robaban rápidamente el balón a los locales. Paulista estuvo a punto de conceder un penalti tras levantar los brazos en el área para defender un remate del equipo rival. Suerte que el balón impactó en su tronco antes darle en el brazo. El brasileño se la jugó mucho en esta acción.

El Barça intentaba adelantarse en el marcador con dos ocasiones de Lionel Messi, pero dominaba el Valencia, lo que ponía en tensión a los de Valverde. Aunque los locales llegaban a la portería ché, siempre se encontraban ante un Neto que no se cansaba de sacar los balones fuera. Justo cuando parecía que el Barça estaba asentado en el partido, el Valencia consiguió el primer tanto del enfrentamiento tras un contragolpe en el minuto 24. Gameiro logró colar el esférico en la portería gracias al gran pase de Rodrigo Moreno, que había realizado previamente una cabalgada espectacular.

El primer tiempo avanzaba y los blanquinegros defendían tan bien que la zaga culé se veía obligada a realizar pases muy precisos. Un fuerte choque entre Gameiro y Piqué detenía el juego. Piqué parecía el más perjudicado porque tenía una brecha en la cabeza, por lo que tuvieron que ponerle grapas allí mismo para detener la hemorragia. Sin embargo, a Gameiro se le inflamó demasiado la zona de la ceja y la sien y, además, se sentía bastante mareado, por lo que tuvo que ser sustituido por Ferrán, un cambio inusual y arriesgado por parte del técnico asturiano.

En el 32 Parejo lograba batir a Ter Stegen desde los 11 metros y ponía el 0-2 en el marcador tras un penalti provocado por Sergi Roberto sobre Daniel Wass. Sin embargo, pocos minutos después Toni Lato derribaba a Semedo dentro del área y Messi recortaba distancias (39’) tras lanzar la pena máxima. A pesar de ello, la zaga valencianista se mantenía firme en el juego y finalmente se marchaba al descanso con un 1-2 en el marcador después de realizar una primera parte excepcional. No obstante, no podían confiarse porque del Barça nunca te puedes fiar, puesto que necesitan muy poco tiempo para darle la vuelta al partido.

En cuanto al segundo tiempo, el conjunto blanquinegro lo tuvo un poco más complicado. Nada más empezar Messi estuvo a punto de empatar, pero el esférico se encontró con la mano derecha de Neto. Al Valencia le costó un cuarto de hora pasar de medio campo ante el claro dominio de los locales en este segunda parte. Marcelino pedía a los suyos que dieran un paso adelante y en el 63, tras un pase excelente de Cheryshev desde la banda izquierda, Rodrigo tuvo la oportunidad de conseguir el tercer tanto para la elástica valencianista, pero no consiguió aprovechar esta ocasión tan clara. Y tan solo un minuto después Messi lograba su segundo gol del encuentro tras un lanzamiento imparable desde fuera del área. El delantero argentino era  atendido en el 69 fuera del terreno de juego por unas molestias en el muslo derecho, lo que disparaba todas las alarmas en el Camp Nou, donde se mantuvo un silencio sepulcral mientras atendían Messi. Poco después Coquelin era sustituido por Kondogbia, que regresaba tras una larga lesión.

En el 79 se marchaba Rodrigo y entraba Santi Mina, lo que demostraba que el técnico asturiano buscaba la victoria. Quedaban pocos minutos para que finalizara el enfrentamiento y parecía que, tras la bajada de ritmo de Lionel Messi después de sus molestias, muchos de los jugadores del Barça estaban desaparecidos. Finalmente, el encuentro terminó con reparto de puntos en el Camp Mou, un empate agridulce para los de Marcelino, puesto que pudieron conseguir la victoria y, además, realizaron un partido extraordinario ante un rival verdaderamente complicado. Es más, en rueda de prensa Marcelino se mostró muy satisfecho con el trabajo realizado por todo el equipo.

Parejo se podría decir que se encuentra en su mejor momento. Hizo un partido inmejorable. Se nota su papel como capitán del equipo. No dudó en dar indicaciones a sus compañeros. Es como una extensión del técnico asturiano en el terreno de juego. Además, presionó constantemente al Barça y realizó una gran labor defensiva, además de marcar el segundo tanto desde los once metros. Sin duda, se trata de un jugador clave e imprescindible para el Valencia.

Paulista presentaba ciertas molestias durante el encuentro e incluso en ciertos momentos parecía que cojeaba y que no podría continuar. Sin embargo, estaba claro que el brasileño quería continuar en el campo. Ya puede estar muy dolorido o ir cojeando que él siempre tratará de ayudar a sus compañeros hasta que no pueda más.

Hay que recalcar el gran estado de forma en el que se encuentra actualmente Rodrigo tras pasar una mala temporada con sequía goleadora. Como ya viene demostrando en los últimos encuentros, el delantero ché está totalmente enchufado: asiste, defiende y anota uno tras otro. Venía de marcar un hat-trick ante el Getafe con el que logró el pase a semifinales de la Copa del Rey, confirmando así el buen momento en el que se encuentra. Sin duda, Rodrigo está llamando a la puerta de Luis Enrique para ser convocado con la selección española.

Cabe destacar que, pese a los dos goles en contra, Neto estuvo impecable y su gran labor fue imprescindible para aportar seguridad y mantener vivo al conjunto valencianista durante todo el encuentro, lo que posibilitó finalmente que se llevaran un punto a casa.

 

El Valencia vive un momento excelente y se encuentra en plena forma para enfrentarse al Betis el próximo jueves 7 de febrero en la ida de las semifinales de la Copa del Rey. Eso no quita que tendrán que esforzarse al máximo porque el conjunto verdiblanco no se lo pondrá nada fácil, así como intentar seguir en esta línea de juego para obtener un resultado favorable de cara al partido de vuelta en Mestalla. Sin duda, los de Marcelino están creciendo partido tras partido y han conseguido darle la vuelta a una temporada que no empezó como se esperaban.

Comentarios

volver arriba