Menu
 

Reportajes | Jueves, 12 Marzo 2015 00:00

Guía básica de alpinismo

Modalidades, tendencias, usos...

El alpinismo es uno de los deportes más plenos y enriquecedores, para el practicante de esta modalidad, que existen. Descubrir nuevas paredes imposibles, afrontar nuevos retos insuperables a priori...

Las guías de escalada informan de los peligros del terreno. En Europa las rutas se clasifican del uno al seis y se diferencian utilizando siglas basadas en el idioma francés. Desde la F (fácil) a ED (extremadamente difícil) con las calificaciones (+) y (-) para indicar más y menos. Los segmentos de roca esenciales se dan con una calificación numérica del I al VI.

Un eficiente itinerario requiere un buen equipo. Evitar siempre las peores grietas y desplazarse paralelamente a la línea principal de los desniveles. En nieve firme el mejor método es un piolet. En nieve blanda y profunda excavar en la nieve. La clave para una travesía segura es una cuerda tensa. Sostener los grupos de cuerda en la mano sólo aumenta la distancia de una caída y la dificultad de pararla.

Hay que construir anclajes para mayor seguridad. La práctica plasma todos los problemas que se presentan en teoría y la manera de solucionarlos. La mejor idea es ensayar primero todos los sistemas de polea sobre la roca y después en un glaciar.

En las zonas de alta montaña las tormentas pueden ser muy peligrosas. Los modernos partes meteorológicos han hecho de la escalada una actividad un poco más segura, pero es conveniente llevar protección pertinente. Y también atisbar las posibles avalanchas de nieve que constituyen el peligro más importante en el invierno. En verano, cuando se convierte en aguanieve hay el peligro de avalanchas de nieve húmeda, particularmente en corredores.

Las ascensiones más peligrosas discurren por corredores que están llenos de rocas sueltas. Sin embargo, en una noche fría están fijadas por la helada. Por lo que hay que respetar el horario y el itinerario previsto.

 

Escalada indoor

 

Es una modalidad espectacular y muy vistosa. Surgió como respuesta a la escalada tradicional, que no contaba con motivación o remuneración económica, y para responder a las necesidades de entretenimiento. Con el correr de los años se impulsó la construcción de muros artificiales, en los que además de entrenarse, se pueden realizar espectáculos visuales para el público. De este modo, nace la escalada deportiva, que puede ser en pabellón cubierto o al aire libre.

Este tipo de ascensión comparte muchas de las características del montañismo al aire libre, pero con las ventajas de la seguridad de un recinto cerrado. Una de las coincidencias, por ejemplo, es el nudo universal que se usa por excelencia, el doble ocho y se utiliza tanto en escalada indoor como en alta montaña.

Hay diversos emplazamientos en los que cuales se puede practicar la ascensión de manera muy notable. Existen rocódromos, empleados en las escuelas de aprendizaje, muros artificiales, edificios de piedra, torres vetustas, o una pared a la que se le instalan unas piedras a cierta altura.

Dentro de la escalada deportiva existe el top rope que es una ascensión efectuada con éxito, sin resbalones ni caídas; el rot dunt que es la escalada realizada con éxito, sin caídas, pero ya conociendo el itinerario, observando previamente como otro montañero lo ha efectuado; la ascensión efectuada con éxito, sin caídas, sin previo conocimiento del camino; solo o integral, que es la ascensión realizada individualmente y sin ningún tipo de seguridad material, que no es muy recomendable por su alta peligrosidad y se suele confundir con la escalada libre y completamente en solitario, que es la escalada realizada individualmente, pero usando cuerdas y materiales de seguridad para la ascensión alpinista.

 

Escalada artificial

 

La escalada artificial es una técnica de ascensión que se usa cuando el alpinismo normal o clásico presenta complicaciones. Se puede definir como aquella faceta del montañismo de ascensión en la que el montañista no es capaz de mantener el equilibrio con los pies y las manos en la roca, o con el piolet (los piolets) y crampones en hielo o nieve, y se ayuda de medios o apoyos artificiales para continuar la ascensión.

En estos casos, los objetos de escalada empleados son utilizados no sólo con finalidad de amarre y sentirse seguro, sino además como ayuda, apoyo o descanso para continuar con la escalada. Por lo que se infiere que en la ascensión libre se usan, en ese caso, los medios auxiliares únicamente con misiones de amarre, y en la ascensión artificial con la finalidad de apoyo o ayuda a la progresión. En la escalada libre se utilizan para la ascensión todos los medios naturales con los que cuenta el montañista, beneficiándose de la configuración de la roca o del hielo y usando la cuerda, los anclajes y el resto del material pertinente, con la única finalidad o medio de seguro.

Cuando en el avance vertical se van utilizando, de manera alternativa, las técnicas de la escalada libre y de la ascensión denominada como artificial, la progresión ascendente adopta el término de escalada combinada.

En estas modalidades de alpinismo de alta montaña, habrá que tener especial atención y cuidado con las neveras o restos de la nieve acumulada durante el invierno que, transportada y dejada por el viento en rincones, esquinas, agujeros y vaguadas, aguanta mucho tiempo el calor del estío.

Es una complicación y dificultad añadida, pero el montañero más experto podrá hacerla frente, por el bagaje acumulado durante sus años de ascensión o escalada.

 

 

 

Comentarios

volver arriba