Menu

Reportajes | Martes, 19 Septiembre 2017 12:23

Seguridad en el running: ¿por qué contratar un seguro deportivo?

Seguridad en el running: ¿por qué contratar un seguro deportivo?

El running es un deporte que se encuentra instalado en nuestra sociedad, cada vez son más las personas que recurren a él para ponerse en forma, desahogarse o sentirse bien, muchas son las razones y si se pone empeño se consigue el objetivo.

A raíz de de estas razones casuales son muchos los que lo toman como hábito, lo realizan todos los días y acaban incluso participando en alguna competición. Pero correr incluye muchos peligros, lesiones, accidentes, etc, por lo que es aconsejable que dichas personas contraten seguros deportivos para evitar disgustos.

A continuación se mencionan una serie de consejos para practicar este deporte con seguridad e intentar que todo vaya según lo previsto.

Lesiones

- Para evitar las lesiones se deben realizar los ejercicios de calentamiento precisos para que la musculatura se vaya preparando antes de correr. También se deben tomar precauciones según la climatología que se tercie, si hace demasiado calor hay que hidratarse adecuadamente y si hace frío se tiene que mantener los músculos calientes.

- Se dejará de correr cuando se perciba algún síntoma que señale que no se encuentra bien, si ignora las advertencias de su propio cuerpo la lesión puede ser incluso mayor de lo que ya es. Además, debe recordar que el seguro Intermundial cubre todos los accidentes solo si te encuentras a 20 kilómetros del domicilio habitual de la persona y también cubre todas las emergencias en el sitio.

- Saber qué suelo viene mejor a la hora de correr, si albero, asfalto, césped o algún otro. Esto beneficiará a la hora de evitar problemas, si se sabe que un tipo de suelo viene mal pues se cambia a otro hasta encontrar cual es el perfecto para la resistencia de cada persona.

Equipo

El equipo para salir a correr debe de ser el adecuado para cada persona, una ropa y sobre todo un calzado que se amolde al runner y que lo haga todo más fácil.

- El calzado debe de hacer sentir cómoda a la persona que practica el deporte, que sea su número y que se amolde a su pie como si fuera una prolongación del mismo. Debe dar un buen apoyo, lo cual se consigue con una suela gruesa que pueda absorber el impacto al pisar. También, tiene que calzar perfectamente, de lo contrario acabarán produciendo ampollas y sobrecargando las piernas. Si las condiciones a la hora de correr son distintas, ya sea campo, playa o algo así, existen zapatillas adecuadas para a ello para que los pies del corredor no pasen apuros.

- Las medias son otro punto importante para el corredor, muchos no la usan y cometen un error. Otro fallo es elegir unas medias que sean 100% algodón, ya que se quedan húmedas con el sudor y provocará ampollas durante el verano y que los pies se queden fríos durante el invierno. Los materiales adecuados serían la lana, el poliéster o algún material sintético.

Con estos breves consejos, tanto para evitar lesiones como para el calzado y las medias, todo aquel que quiera correr se asegurará de evitar lesiones u otros problemas. Pero por precaución para el que practique este deporte de forma habitual, debería de contratar algún seguro deportivo.

 

Comentarios

volver arriba