Menu

Rugby | Martes, 11 Abril 2017 12:52

El Tavernes Alpesa Rugby Club esperará su segunda oportunidad ante el Moncada

El Tavernes Alpesa Rugby Club esperará su segunda oportunidad ante el Moncada

El equipo vallero se prepara para su próximo objetivo, tras caer ante un invicto Universidad de Alicante con un resultado de 48-12.

El Tavernes Alpesa Rugby Club no pudo conseguir su ascenso a primera territorial el pasado sábado ante el Universidad de Alicante, por lo que tendrá que esperar a los próximos 7 y 14 de mayo para enfrentarse a un play-off de ascenso ante el Moncada, penúltimo clasificado de primera territorial.

Andreu Grau, capitán del Tavernes Alpesa Rugby Club, manifestó minutos antes del partido que el equipo contra el que iban a jugar era un rival muy duro que no había perdido ningún partido. A esto, se le sumaba el hecho de jugar en su campo, aunque “afrontaban el encuentro con muchas ganas e ilusión”.

Durante el trayecto hacia Alicante, los jugadores se mostraban tranquilos y optimistas, ya que “tenían un compromiso y una responsabilidad ante el club y, sobre todo, ante Tavernes de la Valldigna”.

Los “rogets”, apoyados por su afición en todo momento, empezaron la primera parte fuertes y bastante animados, a pesar de las numerosas bajas con las que llegaban a la final. Los primeros 20 minutos fueron de relativo equilibrio entre ambos equipos, hasta que llegó el primer ensayo por parte del Universidad de Alicante. Así, el juego en cruce por parte de los alicantinos, las jugadas desaprovechadas y las diferencias en el terreno de juego comportaron que el equipo vallero terminara recogiéndose en su zona y llegara a la mitad del encuentro con un resultado de 22-0.

No fue hasta la segunda parte cuando el Tavernes Alpesa Rugby Club abrió el marcador con 12 puntos que no consiguieron igualar los 48 del equipo invicto Universidad de Alicante, un conjunto que dominó durante gran parte del partido.

El entrenador vallero, que también es uno de los jugadores del equipo “roget”, declaró que el Universidad de Alicante era un rival con gente joven que había crecido durante los últimos tres años, aunque el Tavernes no iba a decaer como consecuencia del resultado, sino que iba dejarse la piel ante el Moncada, combinando a “mucha gente joven, pero también a jugadores con experiencia, pero siempre con la ayuda de la afición”.

El equipo tiene cerca de un mes para preparar el próximo partido que lo llevaría directamente al ascenso ante un Moncada que busca su permanencia en primera territorial tras haber conseguido solo dos victorias en la competición.

Comentarios

volver arriba