Menu

Tenis | Miércoles, 29 Enero 2014 16:18

Buenos Aires, tierra batida de campeones españoles

La armada española desembarcará en dos semanas en Buenos Aires para jugar el ATP en la capital de la República Argentina, evento que NOSTRESPORT seguirá con especial interés. Tierra deseada por los españoles, desde 2009 que el Torneo cuenta con sólo con campeones ibéricos. 

Y lo hace de la mano de el número uno del Ranking y finalista del Abierto de Australia Rafael Nadal. Un campeón habituado a conquistar casi todas las canchas de arcilla del mundo quiere conquistar también al tierra batida del Buenos Aires Lawn Tennis. 

Una estrategia para seguir sumando puntos y adentrarse en la cima del tenis mundial, aprovechando su invulnerabilidad en este tipo de superficies. Rafa llegó en noviembre pasado para una exhibición y para estar junto a su amigo David Nalbandián en su partido despedida. Tierra que no volvía desde el 2005 cuando el campeón de aquella edición Gastón Gaudio lo eliminó en cuartos de final. 

A la semana siguiente, Rafa conseguía consagrarse en la arcilla brasileña de Costa do Sauípe y lograba su segundo título profesional. Más tarde lograría 10 títulos más y aquel sería una escalera sin fin hacía la gloria, incluyendo su primer Roland Garros y los Masters Series de Montecarlo, Madrid, Canadá y Roma. 

Nuevamente Nadal desembarca en Buenos Aires otra vez, esta vez por los puntos. Y no lo hace sólo lo acompañan jugadores como Nicolás Almagro, Tommy Robredo, Pablo Andújar, Daniel Gimeno-Traver, Marcel Granollers, Albert Ramos, Guillermo García López y Albert Ramos. El polvo de ladrillo, como le dicen los argentinos, les resulta cómodo a los españoles que se sienten cercanos debido a la cultura y la arquitectura similar a la de la capital de su país.  

Además el ATP de Buenos Aires cuenta en su mayoría con campeones españoles (7) durante los últimos tiempos. Moyá se consagró dos veces en 2003 y 2006 al igual que el ausente defensor del título David Ferrer, bicampeón en el Lawn Tennis Club en 2012 y 2013. Tommy Robredo en 2009, Juan Carlos Ferrero en 2010 y Nico Almagro en 2011. Es decir: A partir de 2009 siempre ha habido un campeón español. 

Todo indica que con la presencia del mejor jugador de arcilla de la historia, esa tendencia seguirá en 2014, pero nunca se sabe, el tenis siempre da sorpresas.  

Comentarios

volver arriba