Menu

Tenis | Viernes, 15 Febrero 2019 11:35

Ferrer: "Me siento muy bien conmigo mismo, no volvería ni un día atrás"

El "Gladiador" de Jávea, en su última rueda de prensa como profesional en el Lawn Tennis Club. FOTO: OMAR RASJIDO El "Gladiador" de Jávea, en su última rueda de prensa como profesional en el Lawn Tennis Club. FOTO: OMAR RASJIDO

David Ferrer dio su última rueda de prensa como profesional en Buenos Aires. Filosófico, reflexivo y agradecido, asegura que no se arrepiente de nada y asegura: "Quiero ser recordado así, como me están recordando". 

Buenos Aires (Corresponsal) | David Ferrer ingresa a la sala de prensa y los periodistas aplauden como símbolo de respeto y admiración de un jugador que ha estado a la altura de los más grandes de la historia pero que ha tenido la humildad de los más sencillos. La prensa lo siente, lo palpa. Sobre todo en Argentina, en donde ha elegido jugar uno de los torneos que más ha ganado. Tres veces fue campeón de manera consecutiva aquí en la capital porteña: en 2012 (contra Nicolás Almagro), en 2013 (ante Stanislas Wawrinka) y en 2014 (frente a Fabio Fognini). Argentina se lo agradece y él devuelve la gentileza: "Me siento muy cercano a ellos, tanto en el Argentina Open como en exhibiciones o en aquella Copa Davis. Se siente mucho el cariño de la gente, por eso siempre ha sido una prioridad para mí".

Son varios los jugadores argentinos que le han homenajeado aquí, entre ellos Gastón Gaudio, Guillermo Coria, Agustín Calleri y Mariano Zabaleta entre otros, colegas que hoy están vinculados a la Asociación Argentina de Tenis (AAT) pero que Ferru no olvida cuando el comenzaba su carrera. "El más difícil para mí fue Guillermo Coria", explica, "era imparable en tierra batida, era el Rafa Nadal de la época porque era muy difícil ganarle. En pistas indoor David Nalbandián también era muy duro, más inconsistente pero con un talento natural único. He admirado muchos jugadores de "La Legión" como Gastón Gaudio, que por momentos era impredecible. Me hubiese gustado poder compartir más tiempo con ellos porque como fan me gustaba mucho verlos, han marcado una era en el tenis argentino". 

Si hay que hacer un análisis, quizá sea injusto que un jugador de la altura del de Jávea no haya podido ganar un Grand Slam, pero reflexiona que "es claro que he tenido una carrera muy buena, y sin duda ha sido una lástima no haber podido ganar un Grand Slam pero coincidí con tres o cuatro de los mejores jugadores de la historia (NdeR: se refiere a Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray). Hice lo que pude y también ellos me hicieron ser mejor. Hay jugadores que tienen Grand Slam pero no tuvieron la carrera que yo he tenido. En ese aspecto me siento feliz". 

¿Qué momento ha sido lo mejor y lo peor de tu carrera?

- Uno de los mejores momentos es cuando gané París-Bercy. Tenía muy buena carrera pero nunca había ganado un Master 1000 y fue una gran alegría para mí. También la segunda o la tercera Copa Davis. Y el momento más triste es la final del Master 1000 de Miami que tenía un match point a favor y lo perdí por una bola de ojo de halcón. Y luego la oportunidad que tuve de conseguir medalla con Feliciano López. Haber ganado Miami y una medalla olímpica, con la carrera que he tenido, hubiera sido bueno". 

 Además, agrega que "nunca pensé que podía conseguir todo lo que he conseguido, el haber podido jugar Masters Cup o ganar tres Copas Davis y la cantidad de partidos que he jugado. 27 títulos son mucho y solo hay dos en España que lo han conseguido en toda la historia (el otro es Rafael Nadal). El otro día entré a mi casa y vi los trofeos y de pronto me sentí feliz y tranquilo conmigo mismo.  No volvería ni un día atrás. 

- ¿Cómo te gustaría ser recordado?

-Me gustaría que me recordaran como me están recordando, como un tenista muy admirado, valorado y querido. Al final es con lo que me quedo. Después de una carrera tan buena y regular que he tenido, que la gente te tenga ese cariño y que hayan disfrutado viéndome jugar. Nunca dejé de luchar por cada pelota y eso la gente lo valora. 

- ¿Qué sentimientos se te pasan por el corazón en este momento?

-Estoy muy feliz. No he sentido nostalgia. Los primeros con los que lo he dialogado es con mi mujer y mi entrenador después de Hamburgo y tomé la decisión. El año pasado tuve a mi bebé, después de ganar en Copa Davis, tocó la gira de hierba después de la de tierra sentí que físicamente no estaba preparado. Tampoco con los viajes. No tenía la plenitud física, no considero que esté mal tenísticamente pero no al novel que me gustaría. Cuando veo tenis no lo echo de menos sino que lo disfruto como fan. Tengo ganas de estar con mi familia, con mi bebé y eso hace que mi prioridad no esté más en el tenis. Mi prioridad siempre ha sido el tenis, este deporte me dio mucho y siento que ya no le puedo dar más. 

Ferrer y el tenis español 

El “Hombre de Hierro” ha sido un baluarte del tenis español. No sólo es el segundo ibérico con más títulos ATP, sino que ha levantado en tres ocasiones la Copa Davis y ha sido parte de una generación dorada, por eso, no puede evitar ser consultado en cuanto a la próxima generación. 

 - ¿Cómo ves el recambio en el tenis español?

-En cuanto al recambio de jugadores, como Rafael Nadal no va a haber pero puede haber "Davids Ferrers" que se acerquen al top ten. Ahora mismo está Carreño, está Bautista, Munar está subiendo... son jugadores que tienen una gran proyección. 

- ¿Existe la posibilidad de que ante un hipotético pedido de tus compañeros juegues la Copa Davis en Madrid?

-Como tenista seguro que no (risas) pero como parte del equipo como apoyo moral sí. Me encanta el tenis y tengo grandes amigos en la Copa Davis y estoy para lo que necesiten pero la raqueta no volverá a entrar en una pista de tenis profesional. Si lo haré en exhibiciones, Seniors porque me gusta. 

A futuro

Es la gran pregunta que todos en esa sala de prensa colmada se hacen... ¿Qué será de David Ferrer a partir de ahora? David, con la misma sencillez de siempre, contesta algo como: "A corto plazo me veo estando con mi familia y con mi bebé, paseando al perro (risas). Quiero disfrutar de mi tiempo, de otras cosas que nunca hice porque he invertido todo en el tenis. El tenis me ha dado mucho y espero poder darle yo también, de alguna manera u otra estaré vinculado al mundo del tenis", explica el ex número tres del mundo.  

 El Gladiador de Alicante posee dos Academias con su nombre tanto en Jávea y La Nucía y es justamente allí donde seguirá ligado en lo inmediato al mundo del tenis: "Me gustaría ayudar a los más jóvenes que no tienen la oportunidad en la Academia, poder estar cerca de ellos, me gusta mucho la educación con niños de 12 a 18 años porque son momentos en que pierdes y es difícil enfocarse en la derrota. Yo creo que allí algo puedo aportar. También con temas de ayudas sociales, gente desfavorecida y hospitales". 

- Por último ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere ser como tú?

- Mi consejo es que disfrutara del deporte, crear rutinas, alimentarse bien, hacer caso a los educadores y respeto, que el tenis te enseña mucho de eso. Y respetar el tenis, sobre todo.

 

Vídeo

Comentarios

volver arriba