Logo
Imprimir esta página
ACB | Viernes, 09 Abril 2021 01:34

Valencia Basket sigue vivo y tendrá que esperar los resultados del Zenit

Nikola Kalinic demostró estar curtido en mil batallas europeas Nikola Kalinic demostró estar curtido en mil batallas europeas Foto: Euroleague

Trabajada victoria (86-81) en la Fonteta, la más importante de esta temporada, ante un Baskonia igual de necesitado que los valencianos.

No le tembló el pulso al Valencia en un partido de vital importancia para sostener la campaña. Si se perdía el partido, no había vuelta atrás. Con esta victoria, los taronja deberán esperar a que el Zenit pierda uno de sus dos citas europeas restantes para entrar en el Top 8.

Baskonia arrancó el encuentro con un par más de revoluciones, más metidos en defensa -el robo de Luca Vildoza es el mejor ejemplo- y acertados desde el tripe. Rokas Giedraitis y Achille Polonara sacaron rédito desde más allá del arco para conseguir un primer parcial de 2-8. Nikola Kalinic, insistiendo desde el triple, sumó tres puntos más que necesarios tras la sequía taronja en los cuatro primeros minutos. Valencia Basket respondía a partir de aquí con otro parcial de 9-2 para ponerse por delante, con el serbio siendo el más destacado. La incorporación de Bojan Dubljevic le vino que ni pintada al equipo, produciendo en defensa y nutriendo a Derrick Williams en el juego desde el poste (21-14). Un robo del norteamericano, fruto de la presión de Guillem Vives, provocaba la séptima pérdida de los visitantes en el primer cuarto, que se cerró con un 23-21 en el marcador.

Conforme aumentaba la intensidad en el plano físico, más alocadas resultaban las posiones de ambos equipos, circunstancia en la que jugadores como Pierrria Henry se sienten cómodos. No tardó en ofrecer alguna canasta espectacular y con la velocidad que le caracteriza. Por su parte, Valencia Basket mantenía el tipo conservaba la pequeña ventaja conseguida anteriormente. La secuencia del tapón de Louis Labeyrie y el triple a la contra de Joan Sastre fue el cúlmen de es este periodo para los locales, a los que les estaba viniendo bien este tipo de partido. Los triples de Vildoza y Giedraitis ponía al Baskonia tres puntos por encima en un parcial de 2-11 favorable a los de Ivanovic (37-40). La canasta sobre la bocina de media distancia de Henry ponía fin a una primera mitad llena de ritmo y dinamismo (39-44).

El efecto Henry, cambiado por Vildoza hizo mella y puso a los suyos con una ventaja considerable para lo igualado que venía siendo el partido (47-56). Parecía que con el triple de Polonara el Baskonia se iría con ventaja al cuarto periodo, pero Klemen Prepelic anotó un espectacular tiro de tres sobre la bocina para ganar por la mínima de cara al último cuarto, 60-59. El último parcial (13-3) echó a perder el colchón baskonista y, a partir de ahí, Valencia Basket tuvo más control del partido.

De todos modos, todo indicaba que el choque se decidiría en los últimos instantes del mismo. Henry seguía a lo suyo con sus uno contra unos, robos de balón y agresividad de cara al aro. Con un 83-77 en el marcador y prácticamente minuto y medio ara la bocina final, Baskonia se agarró de forma increíble al partido, empujado por algunas polémicas arbitrales que fueron más que cuestionables, como la falta antideportiva pitada sobre Guillem Vives o la falta en ataque de Henry durante el saque de banda que no se llegó a pitar. Yendo 84-81 y faltando 6.9 segundos, Henry disponía de tiros libres: falló el primero. El segundo debía tirarlo a fallar, pero perdió la posesión no tocar el aro en el tiro. Finalmente, Dubljevic selló la victoria con un 86-81.

Comentarios

Te puede interesar

Lo último de Sergio Llebrés

Template Design © Joomla Templates GavickPro. All rights reserved.