Menu

Martes, 17 Noviembre 2020 22:54

Valencia Basket se lleva la victoria en una noche histórica

Prepelic lideró el ataque de los de Ponsarnau Prepelic lideró el ataque de los de Ponsarnau Foto: EuroLeague

En un partido en el que los puntos estuvieron baratos y en el que las malas defensas se podrían haber pagado muy caro, Valencia Basket sumó su quinta victoria en Euroliga, por 95-83 frente al Panathinaikos. En el encuentro Bojan Dubljevic se proclamó máximo anotador de la historia taronja.

Defensa a medio gas de Panathinaikos en los primeros compases del partido, compensada con acierto exterior. Aaron White castigó la carencia en la rotación defensiva de los taronja hasta las esquinas, como llevan arrastrando esta temporada, para anotar dos tantos de tres.La titularidad le sentó bien a Klemen Prepelic, que sacó a relucir sus arsenal de recursos para anotar, con dos triples sin fallo. La segunda falta de Kalinic sobre Papapetrou en lo que se preveía como uno de los duelos más interesantes sobre la pista, lo mandó al banquillo.

Ninguno de los dos equipos cargó con la iniciativa del partido tampoco durante el segundo cuarto. Los parciales que reflejaran un arreón para despegarse del partido no aparecieron. La anotación interior, faceta en la que Valencia Basket es uno de los líderes en Euroliga, no estaba siendo determinante esta vez. Un gran triple sobre la bocina de Prepelic tras un mano a mano con Kalinic puso el 45-41 en el marcador para irse a los vestuarios.

Los de Ponsarnau no arrancaron la segunda mitad de la mejor manera: pérdida por ocho segundos en campo propio de Vives y Kalinic era amonestado con su tercera falta personal. Sin embargo, Prepelic seguía liderando la ofensiva taronja con su cuarto triple consecutivo. Por parte del conjunto heleno, Eleftherios Bochoridis fue eliminado por acumulación de faltas con quince minutos de partido todavía en el tintero. Fue en este periodo donde los taronja fueron capaces de mantener una ligera sobre los atenienses durante prácticamente todo el cuarto. El 3+1 de Nedovic sobre Puerto, seguido de una penetración de Hermannsson ponía el 70-66 en el luminoso.

Con un tiro de tres Bojan Dubljevic consiguió un mérito más para ver colgada su camiseta sobre las gradas del pabellón taronja en un futuro: el montenegrino se convirtió en el máximo anotador de la historia de Valencia Basket, superando a Rafa Martínez. Hito que tras el partido celebró junto a sus compañeros.

Se quedó en un susto la mala pisada del base islandés en su 2+1 nada más iniciar el último cuarto. Fue en el cuarto tiempo donde los taronja se despegaron definitivamente de los griegos, donde ambos equipos se dejaron llevar y jugadores como Williams tuvieron su espacio para recuperar sensaciones.

Comentarios

volver arriba