Menu

Viernes, 12 Marzo 2021 22:50

Una victoria para seguir remando en Euroliga

Martin Hermannsson Martin Hermannsson Foto: Euroleague

Victoria (66-52) ante uno de los rivales más en forma de la Euroliga, como es el Fenerbahçe, que le da un último aliento de esperanza a los taronja para pelear por los Playoffs, en una jornada en la que los rivales más directos tuvieron malos resultados.

Jan Vesely abrió el marcador tras unos dos primeros minutos llenos de imprecisiones por parte de los dos equipos. Sam Van Rossom puso los primeros puntos taronja pasados casi cuatro minutos. Pese a mostrar acciones interesantes, no hubo fortuna en los tiros para Valencia Basket, hasta que llegaran el triple de Vanja Marinkovic y el 2+1 de Bojan Dubljevic. El tiro de tres tras recepción de Klemen Prepelic mejoraba mínimamente un porcentaje muy bajo (2/7) desde más allá del arco, aunque Fenerbahçe no presentaba una carta de tiro mejor (1/7). Guillem Vives tuvo oportunidad de volver a la pista, tras un mes y medio de baja, en los segundos finales de primer cuarto que terminaría 18-10.

Fenerbahçe continuaba escudándose del juego coral del Valencia con acciones individuales, como las de Dyshawn Pierre, que aportaban puntos pese a la buena defensa taronja. Los turcos aprovecharon el estancamiento local en situaciones de ataque estático y los alcanzaron en el marcador (28-28). Buenas noticias para el Valencia cuando, tras un parcial de 6-0, Pierre -no de los más productivos del conjunto de Kokoskov- tuvo que marcharse al banquillo al cometer su tercera falta. Tras este buen arreón final con un parcial definitivo de 9-0, los de Ponsarnau se iban al descanso 37-28, habiendo ganado los dos primero cuartos.

Misma tónica durante la segunda parte. Control del juego por parte de los valencianistas y misma fórmula empleada por el Fenerbahçe. Valencia Basket supo mantener a ventaja creada al inicio -asignatura pendiente en muchas ocasiones-. Ambos equipos continuaban con la mira desviada desde el triple: solo cinco triples anotados hasta ese momento.

En el último cuarto, el parcial de 5-12 a favor de los turcos acercaba a los visitantes a seis puntos (56-50). Un importante triple de Martin Hermannsson devolvía la tranquilidad a los taronja y las acciones de Van Rossom dotaban de equilibrio y consistencia la ofensiva de los de Ponsarnau. El belga remató con un triple en la última posesión un gran partido colectivo, en el que el más destacado fue él, con 17 puntos y 26 de valoración.

Comentarios

volver arriba