Menu

Jueves, 18 Marzo 2021 19:08

Paso de gigante en Europa para Valencia Basket

Foto: Vicente Vidal Foto: Vicente Vidal

Las taronja sufrieron para ganar en cuartos de final al Lille-Villeneuve (81-67). Se clasifican así para una Final Four europea, la primera de su historia.

Tan solo dos días después, una nueva burbuja iba a llegar a su fin en la Fonteta. En esta ocasión, el pabellón se tiñó del morado de la EuroCup Women en un partido que, con el pequeño porcentaje más de afición permitida, volvió a recordar a esa Caldera Taronja de las grandes ocasiones.

El inicio del partido estuvo marcado por la eficacia defensiva. Cuando los tiros no estaban entrando a ninguno de los dos equipos, brilló el apartado defensivo, poniéndose en pie el pabellón al taponar Rebecca Allen dos tiros seguidos de la misma posesión francesa. El nivel de la defensa era tal que, hasta el minuto cuatro de partido, las jugadoras del Lille fueron incapaces de anotar los primeros puntos.

En el ecuador de este primer periodo, la misma australiana sería la encargada de destaponar el aro de ataque, con un gran triple que marcó el principio de un parcial ofensivo que colocaría a Valencia Basket 13-4 y obligaría al entrenador francés a parar el partido. En los dos minutos de cuarto restantes, las taronja sufrirían una pequeña desconexión que les costaría reducir la diferencia hasta los 6 puntos, con una cuestionable falta antideportiva de Laura Juskaite a tan solo tres segundos de que sonara la bocina.

Cuando los fantasmas del martes pasado comenzaban a sobrevolar la pista, nuevamente fue Rebecca quien, con un triple muy lejano apaciguaría las aguas. Y Allen también las abriría, con otro acierto desde más allá de la línea, tras un carretón, estableciendo la máxima diferencia sobre Lille con un 27-16 con seis minutos de primera parte por jugar.

La continua intensidad defensiva, sumada al gran acierto ofensivo, trajo los mejores minutos de las chicas de Ruben Burgos, que con dos robos seguidos y una actitud tremenda desactivaron por completo el juego de las francesas antes de llegar al descanso y doblándolas en puntuación. La desesperación en Lille se hacía notar, con una falta antideportiva tras varias posesiones concediendo segundas oportunidades a las taronja.

Sin dejar de pisar el acelerador, Valencia Basket conseguiría llegar al ecuador del partido con 19 puntos de ventaja, dejando el marcador en un 41-22 que hacía justicia a los 20 minutos de partido casi perfectos de las taronja, con la única pega de un pequeño despiste de tan solo un par de minutos.

El mayor enemigo de Valencia Basket en la jornada anterior fueron los parones, el pase por vestuarios, y también lo fue en el día de hoy. Un parcial de 7-14 para las francesas al inicio del siempre difícil tercer cuarto provocó el tiempo muerto de Rubén Burgos, tratando de evitar de revivir al rival como pasó con Miskolc. Aun siendo parado por el técnico local, el miedo en el cuerpo lo pondría la internacional española de 3x3 Sandra Ygueravide, con un triple que conseguía reducir la distancia para Lille por debajo de los 10 puntos.

Pero como no podía ser de otra forma, de nuevo Bec Allen con un triple conseguiría frenar la racha de un Lille en alza. En este tercer cuarto, Valencia Basket sufrió lagunas y se vio superado por el equipo francés, con un 57-50 que les daría esperanza para los últimos diez minutos de partido.

Una esperanza que se convertiría en realidad antes de la mitad del último período, con un Lille Villeneuve sin nada que perder y que, de la mano del poderío interior de Djaldi-Tabdi y la inspiración exterior de Ygueravide lograron reducir la diferencia a tan solo un punto.

Minutos de tensión los que se vivirían en una Fonteta que, al igual que las jugadoras, se puso el mono de trabajo para apretar y motivar al equipo. La conexión Ouviña-Gil liberaría de presión a las taronja, que en una recta final de nuevo a un altísimo nivel, conseguirían solventar el compromiso europeo y certificar de esta manera su pase a la Final Four con un resultado final engañoso de 81-67, dado al sufrimiento que se vivió hasta el último cuarto debido a la más que digna oposición de las jugadoras de Lille.

Rebecca Allen, la MVP del partido, pondría la puntilla con otro triple más, su sexto en ocho intentos, firmando 20 puntos, 5 rebotes y 3 tapones. De nuevo Laura Gil, con otros 20 puntos para 25 de valoración; y Queralt Casas, con 19 puntos, fueron las mejores del conjunto taronja. Mención especial al duelo de bases entre la valencianista Cristina Ouviña, con 9 asistencias, y a la valenciana en Lille Ygueravide, que con un auténtico partidazo (16 puntos y 5 asistencias) apuró las opciones del equipo francés hasta el final.

Comentarios

volver arriba