Menu

Miércoles, 21 Octubre 2020 23:02

Valencia Basket consigue su sexta victoria con un abultado marcador

Rebeca Allen anotó tres triples en cuatro intentos Rebeca Allen anotó tres triples en cuatro intentos Foto: Valencia Basket / MIguel Ángel Polo

Valencia Basket continúa en su arranque de temporada sin fallos y ya acumula seis triunfos consecutivos en la Liga Femenina. Este choque ante Embutidos Pajariel Bembibre (92-53) ha sido la victoria con mayor diferencia en esta temporada para las valencianas. Laura Gil fue la más destacada del encuentro, con 20 puntos y 32 de valoración, seguida de Rebecca Allen, con 17.

En la primera jugada, Higgs ya dejaba ver su capacidad anotadora con un triple nada más recibir, seguida por Batouly Camara con otra canasta desde más allá de la línea de tres. Las de El Bierzo comenzaron inspiradas, mientras que Valencia Basket no terminó de arrancar hasta los tres minutos pasados, habiendo encajado un parcial de 0-8. Las taronja se recompusieron desde la defensa, tras un tiempo muerto de Rubén Burgos y lideradas por Laura Gil -10 puntos al primer cuarto- para cerrar el primer tiempo 21-19.

Rebecca Allen abrió el cuarto como finalizó el anterior, siendo una gran amenaza tanto de fuera como a base de penetraciones a canasta. Las tornas cambiaron y ambos equipos se intercambiaron los papeles. Valencia Basket mostraba ideas muy claras y defensa muy activa. Por otro lado, parecía que Bembibre se había atascado en ataque. Las locales abrieron brecha en el marcador para irse dieciocho puntos por delante, con un parcial de 20-3. Buena versión de las taronja, con defensas variadas y con una gran confianza en ataque. Las entradas de Leticia Romero y Celeste Trahan-Davis fueron determinantes para esta gesta, sumando ambas un +21 en +/-. Pese a ello, las taronja no terminaron de romper el partido. Monika Naczk mandaba a ambos equipos al vestuario con un espectacular triple sobre la bocina pasando el medio campo, poniendo el 46-33.

La dinámica positiva de las de Rubén Burgos les llevó a un parcial de 19-3 a favor. Si la ofensiva estaba siendo resuelta con grandes jugadas, como las de Allen o Trahan-Davis, la defensa en líneas adelantadas de Gil le hacían ir cuesta abajo hacia la canasta rival. Más de cinco minutos sin recibir puntos hablan del trabajo defensivo de las taronja, hasta que Givens anotara un 2+1. Este cuarto fue el definitivo para sentenciar el partido, con una diferencia de treinta puntos entre las valencianas y las leonesas, que solamente consiguieron anotar siete tantos.

En el último tiempo los dos conjuntos se dejaron llevar. La relajación se evidenciaba, pero no por ello el Valencia Basket dejó atrás su ventaja en el marcador, pese a tener algún error más en defensa. Las visitantes se mostraban incapaces de defender los uno contra unos y los tiros fabricados desde el poste.

Comentarios

volver arriba