Menu
 

Balonmano | Sábado, 25 Enero 2020 00:27

Los Hispanos a la final

Los Hispanos ?? superaron a Eslovenia 34 - 32 y lucharán el domingo contra Croacia para revalidar el título continental FOTO: COE Los Hispanos ?? superaron a Eslovenia 34 - 32 y lucharán el domingo contra Croacia para revalidar el título continental FOTO: COE

España vence ante Eslovenia (34-32, 20-15 en el descanso) en el Tele2 Arena de Noruega, en el partido correspondiente a las semifinales del Campeonato de Europa de Austria, Noruega y Suecia 2020. El equipo de Jordi Ribera, ha certificado su pase a la final y volverá a disputar por tercera vez la lucha por el cetro europeo. 

España comenzaba el partido con los jugadores más experimentados en pista, entre ellos: Raúl Entrerrios, Joan Cañellas y Julen Aginagalde. Abría el marcador Eslovenia con un lanzamiento desde los seis metros de Blaz Blagotinsek, que un minuto después volvía a perforar la portería hispana.

A pesar de lograr la superioridad antes del minuto 3, la selección española no era capaz de superar la sólida defensa eslovena que se mantenía muy cerrada en los seis metros. El conjunto de Jordi Ribera no inauguró su marcador hasta el minuto cinco con un gran rectificado del capitán, que como tal se echaba el equipo a la espalda y conseguía abrir la lata rival rompiendo la sensación de impotencia tras los sucesivos lanzamientos errados por los nuestros.

Poco a poco los Hispanos iban asentando su juego y recuperando la confianza, lo que hacía que en el minuto 12 el luminoso reflejase un empate a cinco sin que ninguno de los dos equipos lograse imponerse sobre el rival.

Llegado el minuto 19 del encuentro el técnico esloveno, Ljubomir Vranjes , solicitaba su primer tiempo muerto debido a que el combinado nacional estaba disputando los mejores minutos del encuentro consiguiendo, de esta manera, abrir una brecha de tres tantos a favor.

Con el trascurso de los minutos la diferencia se mantuvo en el marcador con una selección española que se mostraba superior, técnica y físicamente. Reaparecía entonces Alex Dujshebaev para anotar un vistoso tanto desde los nueve metros, que nos hacía rememorar los típicos lanzamientos con los que nos hacía disfrutar Talant Dujshebaev.

Minutos después llegaría un tiempo muerto del técnico español para preparar una última acción con el objetivo de retirarse a vestuarios con la máxima diferencia posible. La jugada salía a la perfección con un gol en flight de Raúl Entrerrios que ponía fin a la primera mitad cuando el luminoso reflejaba un 20 a 15 a favor.

Los primeros compases de la segunda mitad mostraban a una selección muy centrada en el partido que conseguía mantener la diferencia conquistada en la primera parte, a pesar de tener que neutralizar a un combativo Jure Dolenec y a un acertado Blaz Janc.

Llegado el ecuador de la segunda parte el conjunto de Jordi Ribera continuaba manteniendo la diferencia, pero los eslovenos no bajaban los brazos, impidiendo abrir mayor brecha para tomar una distancia que llevase la tranquilidad al conjunto Hispano.

La insistencia eslovena, junto a los errores del equipo español, lograban reducir la diferencia a tan solo tres goles a falta de diez para la conclusión, pero de nuevo un acertado Alex Dujshebaev rompía la sequía goleadora provocando que el entrenador rival solicitase un nuevo tiempo muerto.

A falta de cinco minutos, el conjunto Hispano entraba en una racha de errores ofensivos que, bien aprovechados por Eslovenia, reducían la diferencia a tan solo dos tantos. Jordi Ribera solicitaba entonces el correspondiente tiempo muerto para pedir a los suyos mayor concentración, apareciendo un inspiradísimo Alex Dujshebaev que se convertía en la referencia ofensiva y defensiva de España.

Se llegaba al último minuto del encuentro con la mínima ventaja de una selección española muy nerviosa que veía peligrar la victoria después de llevar la delantera durante la mayor parte del encuentro, pero la precipitación rival inutilizaba los últimos intentos de los centroeuropea para remontar el marcador.

Otro gol de la marca Dujshebaev, a tan solo cinco segundos para la conclusión del partido, dejaba el marcador en un ajustado 34-32 que otorgaba el pase a la final a la selección española por tercera vez consecutiva.

 

 

Comentarios

volver arriba