Menu

Buceo | Jueves, 11 Diciembre 2014 00:00

Buceo deportivo: Introducción básica

Para realizar un gran submarinismo deportivo que satisfaga completamente, hay que tener un equilibrio mental adecuado y se divide en buceo en apnea y en buceo con respiración externa.

Es muy importante una buena relajación corporal y mental y una pertinente respiración acompasada. En el buceo deportivo es importante la tranquilidad al realizar esta actividad, porque se practica en un ámbito que puede provocar sensación de ahogo o asfixia.

El respeto por los fondos marinos y por las costas es primordial y base de todo deportista, cualquiera que sea su ámbito de actuación o labor.

Para disfrutar mucho más de la inmersión acuática es muy adecuado bucear con algún compañero, al que también le guste mucho este deporte, ya que de este modo se minimizan los riesgos y se puede saborear mejor el submarinismo deportivo.

Es una actividad de grupo eminentemente.

Hay que controlar los tiempos de inmersión en función de la pericia de cada buzo y no sobrepasar los límites físicos en función de la edad de cada submarinista.

Para iniciar la inmersión debe tener el buzo un ritmo respiratorio normal. No hay que continuar en la profundidad marina si se tiene la sensación de frío, malestar general o mareos. Hay que tener cuidado con los primeros síntomas de una hipotermia o de una exposición prolongada en zona de riesgo.

Recomendaciones

Para una actividad satisfactoria lo ideal es un grupo de 5 buzos, dos por parejas y uno con el equipo y la labor de vigilancia. En el tema de la alimentación lo ideal es una ingesta de alimentos tres horas antes de emprender el buceo y con mucha cantidad de líquidos. Es recomendable haber descansado adecuadamente y no estar con ansiedad o con tensión de nervios.

 

Material de buceo

 

Un buen material de buceo es imprescindible para una buena práctica o disfrute de la inmersión submarina. No es un equipamiento barato, pero tiene mucha calidad y permite practicar el buceo con las máximas garantías de seguridad y fiabilidad.

En los últimos años del Siglo XX y en los primeros del Siglo XXI, el avance en cuanto a la calidad de los materiales empleados ha sido exponencial y revelador.

Las mejoras en todos los apartados han sido sintomáticas y han permitido una ampliación del espectro de buceadores potenciales.

Hoy en día, la inmersión deportiva o la profesional son unas prácticas deportivas muy extendidas y con millares de seguidores en países como España, que tiene casi 8000 kilómetros de costa para poder disfrutar del submarinismo.

Cambian bastante los elementos a utilizar en función del tipo de inmersión que se vaya a realizar. Es distinto bucear en apnea que ejecutar un buceo con respiración externa o artificial. Las aletas deportivas y la denominada como máscara de bajo volumen son los elementos que más divergen entre ambas modalidades acuáticas.

 

Variantes de máscaras profesionales

 

La máscara, en concreto, utilizada en el submarinismo con botella dispone de demasiado volumen para ser ecualizada en el apnea buceo de manera pertinente. La relación aire empleado, aire bien usado no es la adecuada y se realiza un gasto desigual. Los pulmones cuentan con una capacidad limitada en cuanto a capacidad y en cuanto a tiempo, por lo que no se puede realizar una labor adecuada.

La máscara de bajo volumen tiene la característica diferenciadora de que necesita menos cantidad de aire para usarla y para ecualizarla.

Dentro del material de buceo siempre se tiene que contar también con: tubo autónomo, pinzas de sujeción, sistema de lastre, bolsa de equipo, pizarra subacuática y cualquier otro accesorio que permita disfrutar de la actividad o simplemente pensar que puede hacer falta.

Además, tampoco sería mala idea contar con una boya inflable o con un carrete para marcar la posición y delimitar el terreno que se ha recorrido, para evitar desorientarse.

 

 

Comentarios

volver arriba