Instalar
Menu

Entrevistas | Jueves, 09 Abril 2020 13:15

Jordi Torres: «Estoy ante el desafío más grande de mi vida»

Jordi Torres: «Estoy ante el desafío más grande de mi vida»

El piloto catalán correrá este año en el ESBK, World SBK y Moto-E. En esta entrevista desvela como está viviendo el confinamiento y repasa su trayectoria y próximos retos

Jordi se están viviendo días complicados en nuestro país y en todo el mundo, ¿cómo estás llevando el confinamiento?

Son días difíciles para todos y entre todos los tenemos que hacer más llevaderos. Por suerte vivo en una casita pequeña pero con un pedazo de jardín y con mis dos perritas. Cada día salgo y puedo estar al aire libre con mis animales. A parte de eso intentamos entre los míos hacer muchas videollamadas y estar lo más conectados posible.

¿Cómo y cuánto entrenas en casa para no perder la forma física?

Tengo mucho contacto con mi preparador físico y cada día hago una rutina de trabajo en base a las cosas que puedo hacer en casa. Tengo un rodillo de bicicleta y junto con la comba tengo el entreno cardiovascular cubierto. En cuanto al físico muchas planchas, flexiones, entrenos de piernas y utilizo varios artilugios hechos con palos de escoba y garrafas de agua para hacer brazos. No es lo mismo que entrenar en el CAR pero nos estamos adaptando bastante bien.

Sabemos que eres una persona muy activa y que no para en todo el día, ahora las semanas serán largas…

Los días ahora son eternos pero es cuestión de cambiar rutinas, de cambiar cosas, no tenemos la libertad de antes pero tenemos más tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y al hogar donde vivimos. En una casa siempre hay cosas que hacer y la consola y los amigos también me ayudan a pasar el tiempo.

Está claro que ahora lo importante es la salud de todos y hay que hacer caso a lo que dicen las autoridades pero imagino que tendrás muchas ganas de empezar la temporada…

Este año tengo un reto muy interesante, quizás el más desafiante de mi vida y tenía muchas ganas de que todo empezara a rodar para coger el ritmo de ir saltando de una moto a otra e ir viendo como me desenvolvía en las diferentes categorías, ir aprendiendo sobre la marcha. No veía el momento de comenzar a estar en pista, pero esta situación nos pone en otro punto de partida. Teníamos el calendario organizado y sincronizado y no se hasta qué punto se nos solaparán carreras. Por eso la situación se volverá más delicada y comprometida, pero cruzamos los dedos para que no nos perjudique mucho. Por otra parte, en el Campeonato de ESBK y en el WorldSBK nos viene bien este tiempo porque los proyectos eran muy jóvenes y, de esta manera, ganamos tiempo para hacer que las motos estén más preparadas y más completas de materiales, siendo motos tan nuevas y con tan poco tiempo de desarrollo. Pero tengo muchísimas ganas de que todo empiece y poner en marcha todo.

ESBK: Campeonato potente y de calidad

Precisamente este pasado fin de semana hubiéramos estado en Jerez para la disputa de la primera prueba del ESBK, ¿qué sensaciones tienes al tener que cambiar de manera obligada el circuito por tu casa?

Soy consciente de que la situación es de gravedad y que llevará detrás otras situaciones a corto plazo pero no es de buen gusto para nadie que le priven de hacer su trabajo o hobbie. Es obvio que ahora debemos apoyarnos todos para sobrepasar la situación lo antes posible y así retomar la normalidad. La sensación es de impotencia porque tenía muchas ganas de poner en marcha todo, pero entiendo perfectamente la situación y solo debemos esperar y tener paciencia.

Para todos los que seguimos y hacemos el ESBK fue una sorpresa muy grata saber que ibas a competir en nuestro Campeonato con el Team Laglisse, ¿cómo te lo propusieron? ¿te lo pensaste mucho o era un certamen que te atraía?

Con Jaime Fernández Avilés de Laglisse ya corrimos en el pasado y conseguimos dos títulos nacionales y dos europeos. Los recuerdos son gloriosos, sabemos de buena mano la forma de trabajar de Laglisse y después de ver que el proyecto que teníamos el año pasado se derrumbaba y no quedaba claro cuál iba a ser el camino o de qué manera, decidimos ir a proyectos seguros y contundentes. Nos atraía la unión de Honda España y Laglisse. Un proyecto tan sólido como competitivo y no dudamos en ponernos a prueba, en varios sentidos, en una moto nueva sin desarrollo y sobre la marcha, y por otro medirnos en el Campeonato ESBK, volver “a casa” y salir cada carrera a disfrutar y ofrecer espectáculo. El reto es enorme y más en un Campeonato con tanto nivel, pero Laglisse nos ofrece esa garantía que quizás una moto tan temprana no te la da.

Sabes que en la categoría SBK participan pilotos de mucha calidad como Carmelo Morales, Xavi Pinsach, Román Ramos, Jeremy Guarnoni, etc… cuando podáis volver a las pistas, ¿cómo crees que te irá? ¿Qué objetivos te has marcado para el 2020?

Está muy claro que es uno de los nacionales más potentes y de más calidad, hay mucho talento y muchos pilotos buenos con buenas estructuras detrás y todos quieren ganar, pero no sabemos aún a qué nivel estamos ni a qué nivel podremos llevar el paquete Laglisse-Honda. Confío plenamente y tiene muy buena base pero no hemos coincido todavía en pista, es una incógnita, pero soy positivo y transformo esa duda en motivación y ganas. Los objetivos son como los de todos, intentar ganar y ofrecer buen espectáculo.

El año pasado con Maxi Scheib como protagonista principal, las carreras de SBK levantaban mucha expectación, ahora os toca a vosotros seguir con el mismo nivel…

El nivel lo pondremos entre todos los pilotos de cabeza. Sé que para ellos (mis rivales) también es un desafío que haya llegado y más siendo una incógnita de cómo funcionará la Honda CBR1000-RR así que está situación estimulará a todos. Creo que es positivo.

A finales de febrero estuviste haciendo un test en el Circuito de Almería con la Honda CBR1000RR-R, ¿qué tal fue?

Fue bien, muy bien, hicimos el test con la moto muy “embrionaria” pero nos dio pistas de cómo va, de cómo funciona, qué carácter tiene y donde debíamos hacer más esfuerzo para adelantar el proyecto lo antes posible.

«La Moto-E es muy divertida»

Este año, además de competir en el ESBK también lo vas a hacer en el Mundial de Moto-E con el Pons Racing, cuéntanos cómo fue la primera vez que cogiste la moto eléctrica.

Tenía unas sensaciones encontradas con la moto eléctrica. Mucha presión, muchas incógnita de su forma de conducir, de los neumáticos… pero me llevé una grata sorpresa. La moto me gustó mucho y a pesar de que es muy peculiar conducirla y ponerla a punto, es muy divertida y tiene conceptos muy novedosos en los que hay que acostumbrarse. Con la ayuda del gran equipo de Sito Pons fue mucho más fácil la adaptación y la comprensión de la categoría y en un solo test estamos a un segundo de los pilotos de cabeza. Falta mucho por aprender pero es cuestión de tiempo que podamos luchar por los puestos de cabeza.

Ahora con tanto cambio de calendario esperamos que no coincidan las carreras y puedas hacer todos los Campeonatos completos… ¿En caso de coincidir, cuál tiene prioridad?

El orden de prioridad lo damos según el orden de contratos que hemos ido cerrando. Primero iría Moto-E con el Pons Racing, luego el ESBK con Laglisse y, por último, el WorldSBK con Moriwaki-Althea. Tan solo hago que cruzar los dedos para que no me coincida casi ninguna carrera.

Eres un piloto que puede presumir de haber competido en los dos máximos certámenes mundiales, MotoGP y SBK, ¿con cuál de los dos te quedarías? ¿Cuáles son sus principales diferencias?

Me considero un piloto muy de “casa”, muy humano y, sobre todo un motero. Creo que mi personalidad encaja más en el WorldSBK con el público más cercano, con más acción en pista, con pilotos más cercanos y tratos más “humanos” entre todos los que formamos parte del Campeonato, pero claramente lo que me apasiona es correr en moto y eso lo pudo hacer sea donde sea, independientemente del Campeonato.

Puedes mandar un mensaje de ánimo a todos los que te siguen para que continúen llevando de la mejor manera posible el confinamiento.

Tan solo puedo decir que ahora más que nunca debemos ser pacientes, comprensivos y aprovechar este tiempo para otras cosas, otros detalles u otras ocupaciones que quizás antes ni siquiera nos habíamos parado a pensar. Unidos podremos pasar página lo antes posible, paciencia y comprensión. Y en muy poco podremos volver todos a la normalidad.

Muchas gracias Jordi y esperamos verte muy pronto encima de la moto.

Muchas gracias a [email protected] ?

Comentarios

volver arriba