Menu

Entrevistas | Martes, 16 Marzo 2021 15:01

Vicente Parras: "Es una oportunidad, que puede ser única, de disputar un play-off y meternos en Segunda A"

Vicente Parras, entrenador del CD Alcoyano, en una de las últimas ruedas de prensa. Fuente: Twitter @CD_Alcoyano Vicente Parras, entrenador del CD Alcoyano, en una de las últimas ruedas de prensa. Fuente: Twitter @CD_Alcoyano Twitter @CD_Alcoyano

Hablamos en exclusiva con el entrenador del C.D. Alcoyano, Vicente Parras, después de certificar que el Deportivo accederá directamente a la "nueva" Primera División RFEF, categoría que reemplazará a la actual segunda B como la tercera división del fútbol español. Un paso vital para la institución alcoyana que aspira a subir a la Liga Smartbank.

Este domingo vuelve el fútbol al campo del Collao. El Alcoyano recibirá al filial del Valencia en una última jornada con horario unificado (12:00 h) que se presentaría de infarto de no ser por el cúmulo de circunstancias que certificaron matemáticamente al conjunto de Vicente Parras como uno de los equipos, junto a Ibiza y Villarreal B, que accederán directamente a la Primera División RFEF (la que la próxima temporada será la tercera categoría del fútbol español, también conocida como Segunda B Pro) y que aspirarán a subir a la Liga Smartbank, dejando fuera de la pelea al Hércules de Alicante tras su derrota ante el Atlético Levante en el Rico Pérez.

De esta forma, el Alcoyano sigue completando una campaña de lo más gratificante en la que pareció tocar techo tras sus hazañas en la Copa del Rey. Uno de los artífices es su técnico Vicente Parras, quien recaló en el Alcoyano en 2019 para devolverlo a Segunda B y que ahora ha conseguido clasificarlo para esta nueva categoría cuando nadie contaba con los blanquiazules. Desde Nostresport hemos tenido el gusto de realizarle una entrevista tras el último éxito cosechado en Atzeneta

Míster, ¿qué es realmente lo que ha conseguido el Alcoyano, es un ascenso, es una permanencia, o cómo lo calificaría?

- Pues es que es algo tan nuevo que cuesta calificarlo. No es propiamente un ascenso, salvo si subes a Segunda A que es otra historia, pero meterte en la Pro es mantenerte en la tercera categoría nacional, pero sí que es verdad que los que no se metan en esa categoría nacional van a sufrir un descenso, así que si los demás sufren un descenso pues yo no sé si subo o si simplemente me mantengo. La cuestión es que no se ha descendido como van a descender el 60% de los equipos.

- Sinceramente, ¿esperaba la derrota del Hércules el pasado domingo?

- Hombre, antes del partido esa era la variable que yo veía más difícil. Yo veía factible que pudiéramos ganar en Atzeneta porque nosotros en esos campos hemos sido muy competitivos durante toda la temporada pero la otra condición, que era que perdiera el Hércules contra el Levante, pues era la que yo veía más difícil.

- ¿Cuáles han sido las claves de este éxito?

- Pues hay varias. Yo creo que hemos hecho una lectura muy buena de lo que era el formato de la competición, el cual no permitía dejarse los deberes para luego, había que ser competitivo y sumar puntos todas las jornadas porque no había margen para la recuperación y luego yo creo que el grupo ha demostrado mucha madurez en los momentos clave de la temporada, como al principio, que no conseguíamos sumar, y luego en esta última parte final que nos estaba costando otra vez rematar el objetivo y que en vez de ponerse nervioso el equipo ha demostrado mucha madurez para conseguir este último resultado.

- Os habéis encontrado con dificultades como la coyuntura económica o institucional, la ausencia de público en el Collao o el inicio tan turbulento con los partidos aplazados por casos de coronavirus, ¿cómo las habéis afrontado?

- Pues es que antes de la competición nosotros marcamos que una de las claves para conseguir los éxitos era ser de los equipos que tuvieran mayor capacidad para adaptarse a ese tipo de circunstancias. Es verdad que algunas de ellas han sido sobrevenidas, como es la situación que tiene el club, pero las otras dos, tanto el tema covid como el tema de no haber público en la grada, sabíamos que los equipos que tuvieran mejor capacidad de adaptación pues iban a tener más opciones. Era algo que a nivel mental también veníamos trabajando incluso desde antes de empezar la temporada.

- ¿El equipo se ha ajustado a las expectativas que tenía depositadas o cree que las ha superado?

- Yo creo que las ha superado. Antes de empezar teníamos claras cuáles eran las expectativas: salvar la categoría y pelear en esta segunda fase por meternos en la Pro, pero a medida que yo veía trabajar al equipo me daba cuenta que a poco que tuviéramos un poquito de suerte y nos acompañaran un poquito los resultados, el nivel que estábamos dando era muy por encima del que todos esperábamos, a nivel colectivo sobre todo, la suma de las individualidades hace ir un poco más allá de lo que cada uno puede aportar y eso se veía en el trabajo diario.

- ¿A usted como entrenador le satisface este logro más que las eliminaciones al Huesca y al Real Madrid en Copa del Rey?

- Bueno, me satisface por igual porque es difícil compararlos. Lo que hemos hecho ahora en liga es coger la recompensa al trabajo de estos cinco o seis meses, un premio a la constancia, al no bajar los brazos, a la afición… pero el tema de la Copa significa enfrentarte a equipos top, a equipos élite. Es difícil comparar una cosa con la otra, es como cuando te dicen “¿a quién quieres más, a papá o a mamá?”, pues los quieres a los dos, yo no me voy a decidir por ninguno de los dos.

- Y a modo informativo, ¿podría explicarme un poco cómo va a funcionar la segunda fase?

- Pues ahora nos enfrentamos los tres del subgrupo A con los tres del subgrupo B, ahí somos seis equipos. Digamos que arrastramos los puntos que hemos conseguido en la primera fase, y como el subgrupo A ha jugado dos partidos más que nosotros pues se tiene que hacer por coeficiente: tantos puntos entre los partidos jugados y sale un coeficiente, ese coeficiente es el que te da la clasificación. Los tres primeros juegan el playoff de ascenso y además el mejor cuarto de los cinco grupos, un total de 16 equipos. Y ahí ya se juega un play-off que creo que es a partido único y en sede neutral y de ahí salen los ascensos a Segunda División.

- ¿Ve factible entrar en play-off?

- Nosotros mientras tengamos posibilidades matemáticas vamos a luchar por ello. Este equipo si algo ha demostrado es que ante los equipos más fuertes y en principio favoritos competimos bien y hemos conseguido buenos resultados. Así que en base a eso pues estamos con confianza para poder competir mientras matemáticamente sea posible.

- ¿Pero ahora no tenéis la sensación de que la temporada ya se ha acabado tras cumplir el objetivo? ¿Cómo la afrontáis a partir de ahora?

- No no, ya te digo que para mí la clave es el ser consciente de que matemáticamente todavía tenemos posibilidades. Veremos cuántas en función también de cómo termine esta fase pero mientras los números nos den nosotros vamos a seguir trabajando por meter la cabeza. Esta es una oportunidad, que puede ser única, de disputar un play-off y meternos en Segunda A, entonces no lo vamos a dejar pasar, igual que no bajamos los brazos el día que eliminamos al Madrid y ya parecía que era una temporada histórica, y tampoco bajamos los brazos cuando conseguimos la salvación matemática. Yo estoy seguro que mientras veamos los números y sea posible lo vamos a intentar.

- ¿Cómo valora ser entrenador del Alcoyano y dirigir a este grupo de profesionales?

- Ser entrenador del Alcoyano es exigente, por la historia que abasta, la historia significa que han pasado jugadores muy importantes, que se ha jugado en categorías nacionales como Segunda División, que tu afición ha visto pasar a grandes jugadores y a grandes entrenadores con los que me compara… por lo tanto el nivel siempre está muy alto. Y tú como entrenador tienes que dar lo mejor de ti mismo, además trabajas con jugadores con una trayectoria importante en el fútbol profesional que han tenido grandes entrenadores y que te van a valorar a ti también, y si no estás a la altura pues no los puedes convencer, al final el trabajo del entrenador es convencer también al grupo. Por lo tanto, si tengo que sintetizar en algo está claro que ser entrenador del Alcoyano tiene una exigencia de máximo nivel diría yo.

- Y ya para terminar, ¿se puede decir si veremos a Vicente Parras el año que viene en el banquillo del Alcoyano o todavía no toca hablar de eso?

- Yo creo que el club tiene que seguir los pasos adecuados. Partiendo desde el Consejo de Administración, luego pasando por la dirección deportiva, y ya posiblemente el siguiente paso sea el entrenador. Pero yo creo que el club, sin prisa, tiene que hacer las cosas bien y las cosas bien yo creo que parten desde el Consejo de Administración.

- Muchas gracias, Vicente.

- ¡A ti! Hasta luego.

Comentarios

volver arriba