Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 624

Copa del Rey | Jueves, 29 Enero 2015 22:45

El Villarreal hace historia y se cuela en semifinales (0-1)

¡A semifinales! El Villarreal nunca había dicho eso en toda su historia en la Copa del Rey. Tras una eliminatoria trabada contra el Getafe y después de ganar tanto en la ida como en la vuelta, el submarino amarillo ya puede gritarlo bien alto: lucharán ante el Barça por estar en la final de Copa. Gerard Moreno, en el 78, liquidó un encuentro que tuvo poca emoción y en el que el Getafe opuso una pobre resistencia.

Quique Sánchez Flores y el Getafe lo ofrecieron en bandeja. Le dijeron al submarino que si lo querían y Gerard Moreno tomó las semifinales. El choque fue tedioso. El Villarreal salió confiado y, por primera vez en la historia del fútbol amarillo, eso no trajo consecuencias negativas. Aunque Marcelino, con razón, diría que los suyos no salieron confiados sino a jugar su partido. Y eso es lo que hizo el Villarreal a la perfección. Seguro atrás pese a la ausencia definitiva de Gabriel. Práctico en las contras pero muy suave de cara a gol.

Irregular debut de Joel Campbell

Joel Campbell, flamante fichaje amarillo, debutó como titular y arrancó mejor de lo que acabó. El costarricense dio un pase franco a Uche para darle la mejor oportunidad al nigeriano, pero su disparo se fue elevado. Campbell siguió intentándolo, cada vez con menos orden y sentido. Perdió unos cuantos balones, pecó de individualista en otros y el resultado fue que Marcelino le sacó del campo utilizando su primer cambio. Sin Bruno, con día de descanso, al Villarreal le costaba mostrar un poco de su personalidad.

El Getafe, en toda la primera mitad, había pasado de practicar fútbol. Sorprende que, en una eliminatoria abierta y sin nada que perder en su casa, los azulones fueran tan conservadores. Pero así pasó y la idiotez tuvo su castigo. Si los de Quique hubieran jugado con más ahínco desde antes, quizá el Villarreal hubiera sufrido más. Cuando los locales lo quisieron intentar, fue demasiado tarde. Fredy Hinestroza mandó el balón al larguero y puso el miedo en el cuerpo de Asenjo. Pero cuando el choque ya se preparaba para diez minutos de ánimo azulón, Gerard Moreno sentenció. Ahí, el Getafe se ahogó de forma automática.

Gerard Moreno se desquitó y el Villarreal respiró

Se lo merecía Gerard. En la ida, el catalán falló de todos los colores a pesar de hacerlo todo bien. Una semana después, aprovechó un rechace, dribló al portero y marcó. Él, con sus goles en todas las eliminatorias, es el máximo artífice de que el submarino amarillo le vaya a disputar al Barcelona de Luis Enrique la final de Copa del Rey. Gerard Moreno ejemplificó en el Coliseum la ilusión de los amarillos. En semis será otra historia y el Villarreal tendrá que competir de otra manera si desea avanzar.

El Villarreal fue el que quiso pasar y fue el que lo hizo. El premio de las semifinales llegará a El Madrigal por primera vez en su historia. Y, para seguir probando primeras veces, el submarino quiere lanzarse a vivir su primera final.

Comentarios

volver arriba