Menu

Eurocopa 2016 | Viernes, 01 Julio 2016 23:44

Gales hace historia

Robson-Kanu tras la remontada con su gol con una gran jugada personal. FOTO: EURO 2016 Robson-Kanu tras la remontada con su gol con una gran jugada personal. FOTO: EURO 2016

De la mano del buen nivel de Gareth Bale, Gales alcanzó la semifinal en su primer Eurocopa. Comenzó perdiendo con un gol de Nainggolan, pero rápidamente se puso a tiro con un gol de cabeza de Willims tras un balón parado. Ronson-Kanu definió muy bien de media vuelta y Vokes finiquitó el encuentro. 3-1 y a seguir soñando. 

El Gales de Gareth Bale. No es sólo el Gales de Bale, sino el de Robson-Kanu, ariete a tener en cuenta. De Ramsey, socio perfecto para el astro del Real Madrid. Es el Gales del capitán Ashley Williams, de Joe Allen, de Joe Ledley. Es el Gales de Chris Coleman, con un trabajo fino a través de un proceso, con una idea perfectamente acoplada. Porque un equipo no gana, convence y hace historia con un sólo jugador, ese fútbol ya está extinto. 

Bélgica, por su parte volvió a faltarle determinación, a pesar de ir ganando a los 13' con un golazo de Nainggolan en uno de los mejores partidos de la Euro. Gales logró no sólo remontar sino comenzar a adueñarse del desarrollo del partido a pesar de ir detrás en el marcador. Por medio de un balón parado, Williams empató el partido antes del descanso. 

Tras el paso por los vestuarios, Bélgica trató por medio de Hazzard y De Bruyne, volver a dueñarse del partido y del marcador. Pero encontró a un rival mucho más preciso y convencido en los últimos metros de cara a portería y rápido de contrataque. Y en un error garrafal de la defensa belga, Robson-Kanu aprovechó la oportunidad de oro, y marcó el 2-1 con un gol de mediavuelta. Gran centro de Aaron Ramsey y excelente movimiento del ariete. 

El ingreso y la calidad de Fellaini le dio más potencial al equipo de Marc Wilmots, pero casi sobre el final del partido y tras un gran centro de Joe Allen, Sam Vokes cabeceó en movimiento ante Curtois que no pudo alcanzar ese cabezazo perfecto. 

De ésta manera, Gales hace historia y tiene con qué seguir escalando. Un equipo, una idea y un funcionamiento colectivo que excede al Gareth Bale, que no está sólo en éste sueño. El miércoles ante Portugal en Lyon, los dragones darán todo por seguir soñando. 

Comentarios

volver arriba