Menu

Fútbol | Sábado, 19 Septiembre 2020 16:04

Gerard Moreno resucita al Villarreal

Gerard Moreno resucita al Villarreal El Villarreal ha logrado la victoria contra el Eibar gracias a una actuación brillante de Gerard Moreno | Fotografía; Twitter de S.D. Eibar

El Villarreal ha salido con el mismo once que contra el Huesca salvo en el lateral derecho, donde Mario Gaspar ha ocupado el hueco que dejaba la baja de Rubèn Peña por lesión.

De esta forma, Sergio Asenjo ha vuelto a ganarle a partida a Gerónimo Rulli y Raúl Albiol, Pau Torres y Alfonso Pedraza han acompañado a Gaspar en defensa. Por delante han repetido Moi Gómez y Samu Chukwueze en las bandas y Parejo-Coquelin en el centro. La referencia, una vez más han sido Paco Alcácer y Gerard Moreno. Un once muy previsible en el que solo llama la atención la presencia de Francis Coquelin, que abandonó el partido contra el Huesca lesionado. También podemos reseñar la ausencia de Pervis Estupiñan, que ha empezado el encuentro desde el banquillo. 

El Eibar, mientras tanto, ha cambiado su esquema para visitar la Cerámica. Ante la ausencia de Pape Diop por sanción Mendilibar ha retirado un delantero para dar entrada a un tercer centrocampista. De esta forma, Sergio Álvarez, que había debutado en Liga como central ha salido como centrocampista por detrás de Edu Expósito y Recio. Su lugar en la zaga junto a Paulo Oliveira lo ha ocupado Pedro Bigas, quedando así el lateral izquierdo libre para el debut de Rafa Soares, mientras que en el derecho ha seguido Rober Correa.  Como único punta se ha quedado Kike García y a sus lados, por las bandas, han salido Pedro León por derecha y Takashi Inui por izquierda. En puerta, como siempre, el ténico ha mantenido a Marko Dimitrovic, salvador en el partido contra el Celta. 

El partido ha empezado con dos presiones muy altas. Ambos equipos querían recuperar lo más arriba posible para llegar cuanto antes al arco rival. En este duelo empezó venciendo el Villarreal, que por las bandas consiguió zafarse de de la asfixia rival. Primero por derecha y luego por izquierda, el submarino amarillo aprovechaba la espalda de los laterales para salir con el balón y buscar a sus delanteros al espacio. No obstante, su principal rival, otra vez, fue el juez de línea que anuló primero un penalti sobre Moi Gómez en el minuto 4 y un gol de Gerard a pase del propio Moi en el 10, ambos por fuera de juego. 

Imagen

Fotografía, Twitter del Villarreal C.F.

El Villarreal buscaba una y otra vez la espalda de la defensa del Eibar con los desmarques de Chukwueze, Gerard Moreno y Paco Alcacer. Cuando no filtraba pases Moi Gómez lo hacía Gerard, pero el receptor siempre estaba en fuera de juego. Especialmente destacada, no obstante, ha sido la participación del 7 en ataque, moviéndose por todo el frente ofensivo para servir pases al primer toque para sus compañeros. 

Pese a todo, no estaba muerto el Eibar. Todos sus ataques acababan en disparo, frente a una defensa que se veía incapaz de cortocircuitarlos. Cuando el Eibar superaba a Francis Coquelin el Villarreal se echaba a temblar. Su ocasión más peligrosa: un contraataque lanzado por Inui tras un corner en el que Sergio Asenjo le detiene un mano a mano. De cualquier jugada, por endeble que pareciera el Eibar conseguía sacar petróleo. En su sala de máquinas solo Edu Expósito buscaba acercarse al balón, pero quienes realmente han incidido en el juego han sido sus extremos, que constantemente han buscado servirle a él y a Kike. Sergio Álvarez y Recio se han dedicado a otras tareas.

Imagen

Fotografía; Twitter del Villarreal C.F.  

En la segunda mitad el Villarreal ha salido con la intención de seguir machacando el espacio del Eibar. Ni un minuto ha tardado Gerard Moreno en quedarse solo ante Dimitrovic, pero, otra vez Oliveira, la ha sacado bajo palos.

Pese a ello, el primero en golpear, otra vez, fue el rival. Se adelantó el Eibar en el minuto 50 con gol de Kike García. Presionó Edu Expósito a Coquelin y asistió a Kike, que encontró una defensa desorganizada y regateó a Asenjo para marcar a placer. 

Solo siete minutos tardó en responder Emery, que retiró a Coquelin y Pedraza por Iborra y Estupiñan. El ecuatoriano debutó con el Villarreal y en solo cinco minutos ya inició la jugada que concluyó con el gol de Gerard Moreno. El delantero recibió dentro del área y amagó a Pedro Bigas para situarse delante de Dimitrovic y batirle con un disparo cruzado con su pierna derecha. 

Imagen

Fotografía; Twitter de la S.D. Eibar

El siguiente movimiento táctico lo llevó a cabo Mendilibar, que retiró a Pedro León para dar entrada a Miguel Atienza. El de Mula estaba sufriendo para frenar las embestidas de Pervis Estupiñan y Mendilibar decidió sacrificar su calidad para introducir piernas frescas por esa banda. 

Un cambio que, sin embargo, no pudo evitar que el Villarreal se adelantara en el marcador. Un pase perfecto de Gerard Moreno dejó solo a Paco Alcácer, que aprovechó que Rober Correa rompía el fuera de juego y batió a Dimitrovic en el mano a mano. El partido había estado tranquilo hasta ese momento, en que el Villarreal por fin se ponía por delante. 

Poco después el Villarreal se veía obligado a reemplazar a Raúl Albiol. El veterano central español recibió un golpe fortuito en la cara por parte de Sergio Asenjo que le impidió seguir en el partido. En su lugar entró Soufiane Chackla

Imagen

Fotografía, Twitter del Villarreal C.F.

Desde el gol, el Villarreal adelantó líneas para alejar al Eibar de su portería y fue bastante más conservador. Solo con el balón parado acechaba el área rival. Los de Mendilibar, desesperados, mandaban balones al área con la esperanza de que Sergi Enrich cazara algún gol.

Ya en el tramo final, el Emery tocó el sistema. A fin de controlar más el balón, el guipuzcoano retiró a Alcacer y Chukwueze para que entraran Kubo y Trigueros. Formó así un 4-3-3 con la idea de potenciar el centro del campo. Con el canterano y Parejo por delante de Iborra el Villarreal dejó de sufrir y tuvo mucho balón.  Con el japonés en el campo, el Villarreal dejó de buscar el espacio y empezó a desequilibrar desde el orden

Ya en el tiempo de descuento, Kubo conectó con Estupiñan, quien asistió a Gerard Moreno y recibió el rebote del disparo del delantero español. A punto estuvo el ecuatoriano de marcar en su debut, pero su disparo se fue fuera. 

Finalmente, el Villarreal consiguió sus tres primeros puntos, en gran parte, gracias a su estrella: Gerard Moreno

Comentarios

volver arriba