Menu

Fútbol | Sábado, 21 Noviembre 2020 12:02

El Villarreal recibe a un Real Madrid sorpresivo

El Villarreal recibe a un Real Madrid sorpresivo Fotografía; Real Madrid

Villarreal y Real Madrid se enfrentarán este sábado a las 16:15 en el Estadio de la Cerámica en el partido correspondiente a la décima jornada de la Liga Santander en un choque de dinámicas adversas

Por primera vez en mucho tiempo parece que el Villarreal es favorito para ganar al Real Madrid. Las casas de apuestas dan más posibilidades a un Villarreal con la enfermería casi vacía que a un Real Madrid que ha llegado con bajas significativas al partido de hoy.

Concretamente, la de Sergio Ramos y Karim Benzema son las ausencias más significativas en el viaje de los de la capital a Castellón. No solo por su ascendencia y relevancia en el equipo, sino porque sus teóricos suplentes también están fuera. Ni Luka Jovic ni Éder Militao están disponibles para el partido de las 16:15 por los resultados de sus pruebas COVID. Las mismas pruebas que también impiden que Carlos Casemiro pueda estar en el encuentro, otro jugador que no tiene recambio natural en el equipo.

Por suerte Dani Carvajal y Nacho Fernández han regresado al equipo para ocupar zonas que los blancos tenían mermadas. El primero previsiblemente ocupará el lateral derecho que hasta ahora había sido de Lucas Vázquez y el segundo llega justo para acompañar a Raphael Varane en el centro de la zaga. Sin embargo, ambos vuelven de lesión tras muchos partidos fuera y, por tanto, sin rodaje. 

No está mejor la situación de la delantera, donde Mariano Díaz volverá a una alineación por las bajas de Karim Benzema y Luka Jovic. El hispanodominicano no ha tenido un solo minuto esta campaña y podría debutar en la 19/20 contra el Villarreal.

Estreno con golazo de Mariano | Real Madrid CF

La temporada pasada Mariano Díaz debuto con gol en el partido de vuelta contra el Barcelona. Fotografía; Real Madrid

Los groguets, por su parte, llegan con el optimismo de un equipo que ya antes del parón había recuperado piezas importantes como Dani Parejo o Gerard Moreno. Además, la jornada de encuentros internacionales ha permitido que Raúl Albiol y Alfonso Pedraza hayan podido superar sus respectivas dolencias.

Además, el club castellonense, que todavía no ha perdido en su campo, cuenta con menos jugadores internacionales con sus selecciones. Por tanto, sus jugadores afrontan el partido con menos cansancio en sus piernas. 

El morbo del partido lo va a poner Takefusa Kubo. El club blanco escogió al submarino amarillo como equipo para que su joven promesa continuase con su progresión. No obstante, su papel en el equipo no ha sido tan relevante como se esperaba. El nipón se ha visto relegado al papel de jugador de rotación para la Europa League, que solo ha tenido más minutos cuando los de arriba han sido baja.

Los castellonenses llevan ya 4 victorias consecutivas en todas las competiciones y diez encuentros sin conocer la derrota. Han marcado tres goles o más en cinco de sus últimos siete encuentros, un dato relevante ante las bajas defensivas del Real Madrid, que lo ha hecho en seis de los últimos seis partidos que ha jugado. Además, los blancos llevan siete encuentros recibiendo gol y de los últimos ocho partidos, el Villarreal ha abierto la lata en seis.

No obstante, el Villarreal no ha podido ganar al vigente campeón en los últimos cinco partidos. De hecho, desde 2011 solo he ha ganado dos veces. Las últimas veces que se han encontrado ambos equipos el resultado ha sido un resultado amplio en el que ambos equipos marcaban gol. De hecho, el Villarreal ha sido la última víctima de Gareth Bale, que el año pasado anotó un doblete para empatar en La Cerámica.

A su vez, Unai Emery tampoco sabe lo que es puntuar contra Zinedine Zindane. El francés ha ganado los tres enfrentamientos directos con el guipuzcoano. 

Pese a todo, este partido puede ser el punto de inflexión en la historia. El Villarreal podría romper su mala racha contra los blancos, que no llegan en su mejor momento. Sin embargo, el Real Madrid es un equipo sorpresivo, que renace cuando peor está para sacar los partidos importantes. 

Comentarios

volver arriba