Menu

Fútbol | Sábado, 30 Enero 2021 12:28

El último tren del Villarreal

Fotografía; Villarreal C.F. Fotografía; Villarreal C.F.

El Villarreal recibe a la Real Sociedad en el Estadio de la Cerámica a las 21:00 en el partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de LaLiga que deberá ganar para continuar aspirando a los puestos de Champions League.

Basta de empatar. El Villarreal necesita volver a ganar para seguir peleando por la Champions. Si bien es verdad que el submarino amarillo es el segundo club de la liga que menos partidos ha perdido, también empata a la S.D. Huesca como equipo con más tablas de la competición. Una posición incompatible con sus deseos de aspirar a la Champions League. A día de hoy los groguets se hayan quintos, a dos puntos del Sevilla con un partido más. La situación es crítica, pues ya no dependen de sí mismos para ocupar los puestos que dan el billete a la máxima competición europea. Ahora solo pueden confiar en un pinchazo de los vigentes campeones de Europa League y no dejarse más puntos por el camino.

No solo eso, sino que la Real Sociedad también quiere entrar en esa pelea. Actualmente los donostiarras están a tres puntos del Villarreal, con 31 y podrían hacerse con la quinta plaza de ganar hoy. Tras un arranque de película los realistas han perdido fuelle y, por consiguiente, puestos en la clasificación. Su presencia en la próxima Champions se antoja complicada por los cinco puntos que les distancian del Sevilla, que podrían ser ocho si gana su partido aplazado. 

Las razones de este bajón son la falta de efectividad en ataque y las lesiones. Una vez Mikel Oyarzabal estabilizó sus cifras a un nivel terrenal, sus compañeros en ataque se han visto incapaces de compensar su bagaje goleador. Ni Alexander Isak ha mantenido su nivel del final de la pasada campaña, ni Willian José ha podido recuperar su mejor versión. Por eso mismo, tras dar salida al brasileño, la directiva realista ha acelerado los trámites para incorporar a Carlos Fernández, procedente del mismo Sevilla. 

Los problemas físicos también han sido un lastre para este equipo. Las bajas, sobre todo de David Silva, que solo ha podido disputar 11 partidos en Liga, han costado caras al equipo de Imanol Alguacil. Al canario lo acompaña en la enfermería Igor Zubeldia,  y Luca Sangalli, lesionado de larga duración; que tampoco podrán visitar la Cerámica. En su lugar vuelven Modibo Sagnan, Aihen Muñoz, Jon Bautista y Roberto López

Por su parte, el Villarreal no podrá contar con Mario Gaspar, Gerard Moreno, Vicente Iborra, Alberto Moreno, Juan Foyth ni Samu Chukwueze, además de las dudas de Jaume Costa y Yeremy Pino, que abandonó el partido contra el Girona con problemas tras haber anotado el único gol del encuentro. 

En cuanto al histórico, el submarino lleva cuatro partidos sin perder contra la Real Sociedad. Desde agosto de 2018 que los vascos no saben qué es ganar en la Cerámica. En los partidos que les enfrentan ambos equipos suelen marcar, aunque el Villarreal acostumbra a anotar primero.

Esta noche volverá a tener lugar un encuentro trepidante entre dos equipos que siguen soñando con entrar en Champions y deberán ganar para no despertarse. 

Comentarios

volver arriba