Menu

Fútbol | Jueves, 08 Abril 2021 12:18

Un mercado de fichajes condicionado por Gerard Moreno y Pau Torres

Foto: Pinterest Foto: Pinterest

El Villarreal CF dispone de una amplia plantilla, de calidad, y con solo dos jugadores que finalizan contrato este verano: Jaume Costa y Dani Raba. Gerard Moreno y Pau Torres, principales efectivos del cuadro groguet, son los jugadores que podrían contar con mas "novias" en el próximo mercado.

El submarino amarillo cuenta, en la actualidad, con un roster confeccionado a medida con el que no se esperan grandes cambios para el próximo mercado. Pero esta situación podría verse truncada de perder a alguna de las estrella del equipo. Un Gerard Moreno que con 19 goles es el segundo máximo goleador de La Liga, junto a Luis Suárez y solo por detrás de Leo Messi. Estas actuaciones han hecho que el ariete catalán tumbe la puerta de la selección española, pero también han producido cantos de sirena en La Cerámica, con el Atlético de Madrid pretendiendo hacerse con sus servicios. Por su parte, Pau Torres también está sonando con fuerza a ser de la partida este verano en la Eurocopa, y la baja del jugador nacido y criado en Villarreal sería una pérdida sensible.

Más allá de este supuesto, los únicos jugadores cuyo contrato llega a su fin en la próxima ventana de fichajes son Jaume Costa y Dani Raba, jugadores con suerte dispar esta campaña: el lateral cuenta con minutos en una rotación complicada con Alfonso Pedraza y Estupiñán, mientras que el extremo ha tenido una presencia testimonial este año tras una cesión al Huesca la pasada campaña. Es por eso que el futuro del atacante parece sentenciado al abandono, pero con el defensa surgen mas dudas.

En la portería no se prevé cambio alguno. Asenjo y Rulli, llegado el pasado mercado de la Real Sociedad, parecen asentados como porteros titular y suplente, respectivamente. Pese a que el contrato del guardameta español acaba en 2022, en caso de sufrir una baja entre palos sería más posible la del argentino, una salida que no trastocaría mucho los planes del Villarreal, ya que Asenjo está más que consolidado y sus minutos fuera del terreno de juego han tenido que ver siempre con las lesiones.

En la zaga sí se despierta una mayor incertidumbre. La pareja Pau Torres-Albiol es, sin duda, la preferida para el técnico Unai Emery, pero si antes hablábamos de las novias de Gerard Moreno, el joven central canterano y del pueblo Pau también ha sido protagonista de rumores. En los últimos días, se ha hablado de él tanto como una opción para equipos grandes de la Premier League o el Bayern, como para relevo de Sergio Ramos, cuyo futuro sigue en el aire. El centro de la defensa podría llegar a ser una zona a mejorar, ya que Albiol cumplirá 36 este año y finaliza contrato el que viene. Además, el futuro de los argentinos Foyth y Funes Mori está tambien en el aire: el primero debido a su condición de cedido y el segundo por su inactividad.

Situación totalmente opuesta en los carriles defensivos, con una competencia enorme en el flanco izquierdo entre los mencionados Pedraza y Estupiñán, además de Jaume Costa y Alberto Moreno, y con un duelo similar en el lado derecho, con el capitán Mario Gaspar y Rubén Peña. Los contratos de estos futbolistas son de larga duración, siendo el más cercano a su finalización (sin contar a Jaume Costa) el del capitán, con vínculo hasta 2023.

En el centro del campo, los franceses Coquelin y el recién llegado en invierno Capoué hacen el trabajo más defensivo, y de momento lo seguirán haciendo hasta 2024 y 2023, respectivamente. Los nacionales Parejo, Iborra y Trigueros también se han hecho con un puesto fijo en las alineaciones del submarino amarillo, y previsiblemente tampoco saldrán del equipo, teniendo un ojo puesto en la renovación de este último, el canterano, cuyo contrato finaliza en 2022.

En la parcela atacante hay "overbooking" de talento joven. Los Yeremy Pino, Álex Baena y Fer Niño, todos con ficha del filial, comparten puestos con los consagrados Moi Gómez, Paco Alcácer, Carlos Bacca y el propio Gerard Moreno. Mención aparte para la perla, el extremo Samu Chukwueze, que tras superar las lesiones que le han lastrado está recuperando el nivel que años atrás le hizo ganarse el rumor de una salida hacia equipos top de Europa como el Real Madrid o el Liverpool. Samu tiene contrato hasta 2023, siendo de los que más cercano queda su finalización, junto a Gerard Moreno, y solo por detrás de Carlos Bacca (termina el contrato en 2022).

Por tanto, los dichos "grandes cambios" quedarían sujetos a la condición de sufrir "grandes bajas". Pau Torres y Gerard Moreno, con cláusulas de 65 y 100 millones de euros respectivamente, son los jugadores con mayor cartel de un Villarreal que se encuentra en el grupo de lucha por la Europa League junto a Real Sociedad y Betis, los tres con 46 puntos y a ocho del Sevilla, que cierra la Champions. Recientemente, Fernando Roig, presidente del club, no parece dispuesto a negociar por el delantero por un valor menor al de su cláusula. Parece difícil mantener a los dos talentos nacionales que tiene en su haber el conjunto groguet, pero nada está escrito.

Comentarios

volver arriba