Menu

Fútbol | Miércoles, 21 Abril 2021 20:50

Despropósito en El Sadar y final en Mestalla

El Valencia CF volvió a regalar un partido sin haberse salvado. / Foto: La Liga El Valencia CF volvió a regalar un partido sin haberse salvado. / Foto: La Liga

Victoria del Osasuna en su feudo ante un Valencia CF desdibujado desde el segundo gol rojillo. Gameiro igualó el partido en la primera parte, pero los goles de Roberto Torres, Javi Martínez y Calleri dictaron sentencia. 

El Valencia CF visitó el Sadar con el objetivo de sellar la permanencia. Una victoria ante los rojillos salvaba, virtualmente, a los valencianistas, que salieron al choque con varias novedades en el once. 

En primer lugar, Javi Gracia sorprendió a más de uno con la inclusión de Guillem Molina en el lateral derecho, y eso que tenía a Wass o a Piccini a su disposición. El danés, sin embargo, acompañó a Uros Racic en el centro del campo, con Yunus a la derecha y Cheryshev a la izquierda. 

En el resto de la alineación no se apreciaron novedades, aunque sí se sigue haciendo raro que el técnico navarro no cuente con jugadores como Kangin, Vallejo o Cutrone, entre otros, y más con los números que ha conseguido el equipo a lo largo de la temporada. 

Una vez comenzado el choque, se volvió a repetir el mismo guion para el Valencia CF. El conjunto rojillo, sabedor de que una victoria también certificaba su permanencia, salió con una marcha más, y avisó en el minuto 6 con un acercamiento peligroso que acabó con un disparo repelido de Torró. 

El Valencia CF, con la parsimonia habitual estas últimas semanas, no reaccionaba, y los locales aprovecharon un nuevo regalo de la zaga valencianista para marcar el primero del partido. Jaume Doménech, un habitual en estos lares, lanzó un balón largo envenenado a un Yunus que, presionado de cerca por la zaga local, cedió su pase a Calleri para que el argentino asistiera a Javi Martínez. El joven atacante del Osasuna no perdonó y el marcador se puso de cara para los de Arrasate.

Los pupilos de Javi Gracia, ahora sí, apretaron desde la intensidad para poner en jaque a los defensores locales. Primero fue un latigazo de Guedes al palo y, minutos después, el propio portugués realizó un eslalon sensacional para asistir a Gameiro, que igualó la contienda.

Sin embargo, un minuto después volvió la Navidad en la defensa valencianista. Gayà le regaló un balón de gol a los rojillos, en este caso a un inspirado Calleri, que batió por bajo a Jaume para poner el dos a uno en Pamplona. 

Antes del descanso, el Osasuna pudo dinamitar el choque, pero Torró, sin portero, decidió sumarse a la fiesta navideña en El Sadar, y regaló una vida extra a los valencianistas.

Nada más comenzar la segunda mitad, el Valencia CF tuvo el empate en las botas de Gameiro, que perdonó un rechace de Sergio Herrera con un derechazo al palo. Minutos después, Javi Gracia movió el banquillo para darle entrada a Kangin Lee y Cristian Oliva. 

A partir de ahí, el partido cambió y no en favor de los ché. De hecho, lo único que llegó fue la mala  suerte en forma de dos penaltis en menos de sesenta segundos. Una mano involuntaria de Guillem Molina propició la primera de las penas máximas y, tras pararla Jaume, en el posterior córner vino la segunda mano involuntaria, en este caso de Diakhaby. Esta vez, Roberto Torres no erró, y puso el tres a uno en el luminoso. 

Hasta el final del partido, Jaume tuvo que salvar los muebles en más de una ocasión, puesto que el equipo se dejó llevar y los locales tuvieron a su disposición golear a un Valencia CF desquiciado, sin pena ni gloria, que se juega la temporada el sábado que viene en Mestalla ante el Alavés.

FICHA TÉCNICA:

OSASUNA: Herrera, Vidal, Aridane, Garcia, Sánchez, Torres (Chimy), Oier (Moncayola), Torró, Martínez (Brasanac), Calleri (Budimir), Adrián (Rubén García). 

VALENCIA CF: Jaume, Molina, Paulista, Diakhaby, Gayà, Yunus (Kangin), Racic (Oliva), Wass, Guedes, Gameiro (Vallejo), Cheryshev (Cutrone). 

Comentarios

volver arriba