Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 15233

La Roja | Viernes, 10 Octubre 2014 01:00

Tropezón de La Roja ante Eslovaquia (2-1)

Desde octubre de 2006, España no perdía un partido de clasificación para un gran torneo, cuando cayó 2-0 ante Suecia. Eslovaquia se sitúa primera del Grupo C con seis puntos gracias a los goles de Juraj Kucka y de Miroslav Stoch. Alcácer, que fue suplente, marcó su segundo gol como internacional en su tercer partido con la selección española.

UEFA | Con mucho ritmo y moviendo rápido el balón comenzó la selección española mandando en un partido que se le pudo complicar desde el minuto 11, cuando Peter Pekarík centró desde la derecha y Róbert Mak desde dentro del área fusiló a Iker Casillas, que con un espectacular paradon evitó el 1-0. Seguidamente, respondió España con un remate de cabeza de Diego Costa tras pase de Cesc Fàbregas, pero el balón pasó rozando el palo derecho del portero Matúš Kozacik.

Sin embargo, en el minuto 17 no apareció la mágica figura de Casillas. Un potente lanzamiento de falta de Juraj Kucka no pudo ser despejado por el capitán español, entrando el balón por el centro de la portería y suponiendo el 1-0 a favor de Eslovaquia. Con desventaja en el luminoso, España siguió insistiendo en su estilo futbolístico que le ha hecho ser una referencia mundial, pero con el paso de los minutos se fue mostrando inoperante para superar el entramado defensivo de los locales. De hecho, a la contra daban sensación de peligro los eslovacos, aunque antes del descanso, el portero de Eslovaquia, Kozacik, y por doble partida, evitó el empate de España tras un cabezazo de Diego Costa y tras un remate de Sergio Busquets. El segundo acto terminó como primero, es decir, con los españoles creando ocasiones.

Pero como sucedió en las anteriores oportunidades, Kozacik estaba decidido a ser el verdugo de España. Primero evitó el gol de Fàbregas y más espectacular fue su parada con la mano derecha tras un tiro de Diego Costa. A pesar de este buen inicio, los españoles siguieron teniendo problemas para crear acciones de verdadero peligro, aunque Eslovaquia era incapaz de salir de su área. Parecía muy cansada por el esfuerzo realizado. Y cuando parecía que a España se le apagaban las luces, apareció la figura de Paco Alcácer en el minuto 82. Un gran pase de Jordi Alba fue a parar a los pies de Alcácer, que dentro del área pequeña batió a Kozacik. Pero apenas le duró cinco minutos la alegría a España.

Eslovaquia en una rápida jugada remató el partido. Marek Hamšík pasó a Michal Ďuriš, que centró desde la derecha y en el segundo palo apareció Miroslav Stoch libre de marca para hacer el definitivo 2-1 ante el delirio de la afición local, que nunca olvidará su primer triunfo ante España.

Comentarios

volver arriba